Aclaración importante

ACLARACIÓN. El blogdelviejotopo no está relacionado con la revista El Viejo Topo. Pese a utilizar también la metáfora "viejo topo" en el nombre, el blog es completamente ajeno a la revista, cuya dirección es www.­elviejotopo.­com / Sobre el significado del término "viejo topo" en la tradición marxista, consúltese http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2013/06/el-termino-viejo-topo-en-la-tradicion.html

martes, 15 de julio de 2014

La historia de Gaza que los israelíes no cuentan (Robert Fisk).


Viñeta de Manel F (Manel Fontdevila


Gaza y la manipulación mediática.


Publicamos a continuación un reciente e interesante artículo de Robert Fisk sobre el problema de Gaza, cuya traducción apareció en el diario mexicano La Jornada. Fisk nos habla del interés de fondo que tiene Israel en el conflicto y a partir del cual justifica la agresión: la ocupación de tierras. Tal legitimación se sirve de la propaganda apoyada por los países occidentales y sus medios de comunicación.

La intoxicación y manipulación que llevan a cabo los medios sistémicos en relación con todo lo que tiene que ver con la situación palestina, en buena parte ha conseguido esconder a la opinión pública el alcance real del brutal y sanguinario bombardeo (una vez más) que Israel lleva a cabo sobre la franja de Gaza. La manipulación mediática llega a alcanzar el nivel de obscenidad, de pornografía política, de acto canallesco. Así, estos días atrás, un informativo de una de las principales cadenas de TV en España, comenzaba informando del conflicto diciendo que "hasta la fecha el ejército de Israel lleva abatidos un centenar de palestinos". No se puede ser más miserable al referirse a las víctimas del terrorismo de Israel con el término "abatidos". Una compañera comentaba con sarcasmo en Twitter (con toda la razón): "ni que fueran patos".

Las imágenes de la barbarie israelí son espeluznantes, pero la propaganda de Israel y la complicidad de los medios sistémicos, nos hablan de un bombardeo "limpio", sin víctimas inocentes. Una prueba de ello es el siguiente corte de un informativo de Telecinco, en el que se nos cuenta una surrealista historia: el ejército agresor, antes de bombardear un edifico, llama gentilmente primero por teléfono a los vecinos del mismo para pedirles que lo desalojen. Es difícil ser más canalla al presentar de esta forma la barbarie que tiene lugar. Solo les resta decir que los niños muertos que aparecen en las imágenes que conocemos, han sido asesinados por sus propios padres. El que sigue es el corte del informativo al que nos referimos:



A pesar de esta obscena propaganda, la realidad es esta otra:


Niños heridos son llevados al hospital al-Shifa en la ciudad de Gaza a raíz de un ataque aéreo reciente israelí. (AFP). Foto tomada del diario Clarín.

Ficha documento
Fuente original:
Fuente traducción al castellano: publicada en el diario La Jornada, de México, 13 de julio de 2014. Traducción de Jorge Anaya.
Nota: negrita e imágenes son añadidos nuestros. Igual las notas añadidas sobre Robert Fisk al final. La cursiva es del traductor Jorge Anaya.

*  *  *

La historia de Gaza que los israelíes no cuentan
Robert Fisk

Muy bien, para la tarde del viernes el intercambio de muertes estaba 110-0 en favor de Israel. Pero pasemos a la historia de Gaza que nadie va a contarnos en estas horas.

Se trata de la tierra. Los israelíes de Sederot reciben fuego de cohetes de los palestinos de Gaza y ahora a los palestinos les dan su merecido. Seguro, pero esperen: ¿cómo es posible que todos esos palestinos –1.5 millones- estén amontonados allí en Gaza, por principio de cuentas? Bueno, sus familias vivieron alguna vez en lo que hoy se llama Israel, ¿verdad? Y fueron expulsadas –o huyeron para salvar la vida– cuando el Estado israelí fue creado.

Y –aquí tal vez hay que contener el aliento– los pobladores de Sederot a principios de 1948 no eran israelíes, sino árabes palestinos. Su aldea se llamaba Huj. No eran enemigos de Israel. De hecho, dos años antes, esos mismos árabes habían escondido del ejército inglés a combatientes judíos de Haganá. Pero cuando el ejército israelí se volcó contra Huj, el 31 de mayo de 1948, expulsó a todos los pobladores árabes… ¡a la franja de Gaza!

Se volvieron refugiados. David Ben Gurión (primer israelí en ocupar el cargo de primer ministro) la llamó acción "injusta e injustificada". Lástima: nunca se permitió a los palestinos de Huj volver a su ciudad.

Y hoy día, mucho más de 6 mil descendientes de los palestinos de Huj –la actual Sederot– viven en el muladar de Gaza, entre los terroristas que Israel afirma que se propone destruir y que lanzan sus cohetes hacia lo que fue Huj. Interesante historia.

Lo mismo va por el derecho de Israel a la autodefensa. Hemos vuelto a oírlo mencionar. ¿Qué pasaría si los londinenses fueran atacados con cohetes, como los israelíes? ¿Acaso no devolverían el golpe? Bueno, sí, claro, pero los británicos no tenemos más de un millón de antiguos habitantes del Reino Unido aglomerados en campos de refugiados en unos cuantos kilómetros cuadrados en los suburbios.

La última vez que este especioso argumento se utilizó fue en 2008, cuando Israel invadió Gaza y dio muerte al menos a 1.100 palestinos (tipo de cambio: mil 1.100 a 13). ¿Y si Dublín fuera atacada con cohetes?, preguntó entonces el embajador israelí. Pero en la década de 1970 la ciudad británica de Crossmaglen, en Irlanda del Norte, fue atacada con cohetes por la república de Irlanda, y sin embargo la Real Fuerza Aérea no bombardeó Dublín en venganza ni mató mujeres y niños irlandeses.

En Canadá, en 2008, los partidarios de Israel manejaban el mismo alegato fraudulento. ¿Y si la gente de Vancouver, Toronto o Montreal fuera atacada con cohetes desde los suburbios de sus propias ciudades? ¿Cómo se sentiría? Pero los canadienses no han apretujado a los pobladores originales de su territorio en campos de refugiados.

Crucemos ahora hacia Cisjordania. Primero que nada, Benjamin Netanyahu dijo que no podía hablar con el presidente Mahmoud Abbas porque no representa también a Hamas. Ahora dice que sólo puede hablar con él si rompe con Hamas, aun si entonces ya no representaría a Hamas.

Entre tanto, el gran filósofo izquierdista israelí Uri Avnery –que a sus 90 años se conserva fuerte, por fortuna– ha abordado la más reciente obsesión de su país: el peligro de que el Estado Islámico (EI) se lance hacia el oeste desde su califato iraquí/sirio y llegue a la margen oriental del río Jordán. “Y Netanyahu dijo –señala Avnery– que si no es detenido allí (en el Jordán) por la guarnición permanente israelí, aparecerá a las puertas de Tel Aviv.”

La verdad, por supuesto, es que la fuerza aérea israelí aplastaría al EI en el momento mismo en que se atreviera a cruzar el Jordán desde Irak o Siria.

La importancia de esto, sin embargo, es que si Israel mantiene su ejército en el Jordán (para proteger a Israel del EI), un futuro Estado palestino no tendría fronteras y sería un enclave dentro de Israel, rodeado por todas partes por territorio ocupado por Israel.

"Muy parecido a los bantustanes sudafricanos", observa Avnery. En otras palabras, jamás existirá un Estado palestino viable. Después de todo, ¿acaso el EI no es lo mismo que Hamas? Claro que no. Pero no es eso lo que oímos de Mark Regev, vocero de Netanyahu. No, lo que él declaró a Al Jazeera es que Hamas es “una organización terrorista no muy diferente del EI en Irak, Hezbolá en Líbano, Boko Haram…”

Tonterías. Hezbolá es una milicia chiíta que ahora combate a muerte dentro de Siria a los musulmanes sunitas del EI. Y Boko Haram –a miles de kilómetros de Israel– no representa ninguna amenaza para Tel Aviv.

Pero ya me entienden ustedes. Los palestinos de Gaza –y por favor olviden para siempre a los 6.000 palestinos cuyas familias vienen de la tierra de Sederot– son aliados de las decenas de miles de islamitas que amenazan a Maliki en Bagdad, a Assad en Damasco o al presidente Goodluck Jonathan en Abuya.

Aún más relevante al caso: si el EI avanza hacia el borde de Cisjordania, ¿por qué el gobierno israelí aún construye colonias allí –ilegalmente, en tierra árabe– para civiles israelíes?

Esto no se trata sólo del infame asesinato de tres israelíes en Cisjordania o del repugnante homicidio de un palestino en Jerusalén este. Tampoco del arresto de muchos militantes de Hamas y políticos en Cisjordania. Ni de cohetes. Como siempre, se trata de la tierra.

Robert Fisk, The Independent
Traducción de Jorge Anaya para La Jornada


Notas sobre Robert Fisk

Robert Fisk (Maidstone, Inglaterra, 1946) es un periodista y escritor inglés, corresponsal en Oriente Medio para el periódico británico The Independent y columnista del periódico Público en España y de La Jornada en México. Vive en Beirut, Líbano, donde reside desde hace más de 25 años. 

Desde 1976 ha trabajado en Oriente Medio, al principio como corresponsal de The Times y, después de una discusión con sus editores a raíz de la modificación que hacían sobre sus artículos, sin su consentimiento, como corresponsal del diario The Independent.

Trabajó en la guerra civil del Líbano (iniciada en 1975), la ocupación de Afganistán (1979), la guerra Irak-Irán (1980-1988), la invasión israelí del Líbano (1982), la guerra civil en Argelia y las guerras de los Balcanes. Asimismo, ha cubierto el conflicto palestino-israelí y realizó el seguimiento desde el mismo frente de la Primera Guerra del Golfo Pérsico (1990-1991) y la Segunda Guerra del Golfo Pérsico (2003). Considerado uno de los mayores expertos en los conflictos de Oriente Medio. ha propiciado la divulgación internacional de las masacres de la guerra civil argelina, de los asesinatos de Saddam Hussein, de las represalias israelíes durante la Intifada palestina y de las actividades ilegales del gobierno de los Estados Unidos en Afganistán e Irak. Ha entrevistado en profundidad (fue uno de los pocos periodistas internacionales que lo ha conseguido) a Osama bin Laden, líder de Al-Qaeda.

Fisk ha defendido siempre la causa palestina y el diálogo entre los países de la zona, incluido el estado de Israel. Por ello, su trayectoria y sus artículos periodísticos han sido muy discutidos tanto por sus compañeros de la prensa como por parte de todos los gobiernos y políticos implicados.

(Fuente: párrafos textuales extraídos de la Wikipedia)


No olvides:




5 comentarios:

  1. Hacen saber al mundo quiénes mandan, al tiempo que prueban la mayor efectividad de nuevas armas y sistemas láser legados por gobiernos europeos y los yanquis (eso es lo que demuestra el primer vídeo); asimismo están probando nuevos sistemas de guiado hacia múltiples objetivos, como diez veces más eficaces y abarcadores (no estoy ahora en disposición de revisar las lecturas que me proveyeron estos datos, que tampoco supuse iba a necesitar). Y aunque cuentan con los medios para exterminar al conjunto de los palestinos, estos genocidas mafiosos no es eso lo que han decidido.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el artículo. La historia del conflicto desde sus orígenes si interesa: Historia de la Tierra de Canaán

    ResponderEliminar
  3. También aquí quisiera compartir lo que Noam Chomsky escribe en su tweet diario (@daily chomsky):
    "Anybody who's worked through the declassified record can see very clearly that the reason for classification is very rarely to protect the state or the society from enemies. Most of the time it is to protect the state from its citizens."

    ResponderEliminar
  4. Una parte del problema lo tiene la Autoridad Palestina. Hamás ganó las elecciones, democráticamente, en 2006 con mayoría absoluta, casi los 2/3. Para formar gobierno el presidente palestino, de Al Fatah, les quiso imponer ministros, los más importantes que fueran de Al Fatah. Hubo un tira y afloja y al no llegar a acuerdo, Al Fatah expulsó a los de Hamás de Cisjordania, y Hamás expulsó a Al Fatah de Gaza. Al Fatah desde entonces no ha querido convocar elecciones ni legislativas ni presidenciales, porque ganaría Hamás, y las fuerzas reales, Israel, EEUU, la UE y otros han decidido que Hamás es un grupo terrorista y nunca debe tener el poder.
    Al Fatah fue también declarado grupo terrorista, hasta que agachó las orejas ante Israel y decidió colaborar y aceptar lo que quisieran los israelíes.
    La situación será igual en el futuro. Cuando un grupo palestino se oponga a la expansión israelí, será declarado grupo terrorista.

    ResponderEliminar
  5. Cada día que pasa me da mucha vergüenza de llamarme "ser humano", pensé que esta pesadilla horrorosa era parte del triste pasado nuestro pero ya vemos que no es así, y a toda esta masacre cometida por israel escuchar las expresiones matonescas de Barak Obama respaldando esta brutalidad criminal es tan indignante que no existe palabra alguna para poder expresar tanto repudio. (escribo israel con minúscula porque simplemente no debe existir).

    ResponderEliminar

ROGAMOS QUE LOS COMENTARIOS SE AJUSTEN AL TEMA TRATADO. En la pág. FAQ (ver pestaña "FAQ" en el menú superior), en el punto 6 encontrarás las normas y criterios de aplicación para la publicación de comentarios. Subrayamos especialmente: no se aceptan comentarios que supongan una expresión de machismo, misoginia, sexismo, homofobia, racismo o xenofobia, y tampoco comentarios que supongan una apología, directa o indirecta, del fascismo en cualquiera de sus variantes.
Para contactar con el blog por otras cuestiones, más abajo figura una dirección de e-mail en formato de imagen.