Aclaración importante

ACLARACIÓN. El blogdelviejotopo no está relacionado con la revista El Viejo Topo. Pese a utilizar también la metáfora "viejo topo" en el nombre, el blog es completamente ajeno a la revista, cuya dirección es www.­elviejotopo.­com / Sobre el significado del término "viejo topo" en la tradición marxista, consúltese http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2013/06/el-termino-viejo-topo-en-la-tradicion.html

domingo, 27 de enero de 2013

El caso Carlos Mulas & Amy Martin. ¿Qué hace un pijoprogre en la industria política? (2 de 4)


De la venganza de clase contra el yupi a la cortina de humo mediática, pasando por la cocina de El Mundo.

En el análisis de la realidad política, res
ulta interesante siempre reconstruir la noticiagénesis, el proceso a través del cual un hecho que viene ocurriendo con cierto grado de regularidad y por lo tanto de normalidad (en el sentido de funcionamiento habitual, de pauta), llega a transformarse en un hecho singular, irregular, anormal y socialmente censurable, pasando a ocupar los titulares de los medios y, por consiguiente, la atención ciudadana. En otras palabras, se trata de establecer cómo la pauta acaba derivando en escándalo político, cómo de repente alguien grita el rey está desnudo.

La noticiagénesis no se trata sólo de las fuentes originarias de una noticia, sino también de dos cosas más: A) de las motivaciones e intereses que en origen mueven a una o más personas a desvelar los hechos, es decir, a convertirse en fuentes; B) de las motivaciones e intereses del medio que accede a la fuente de cara a aceptar ser difusor del suceso. Ambos elementos forman parte del proceso de gestación. Sin embargo otros aspectos fundamentales en el desarrollo de la noticia y su difusión son ajenos a la noticiagenésis, como por ejemplo el momento, ritmo y dosificación de la noticia (1).

Izquierda y al lado de Zapatero, Carlos Mulas, Director de Ideas. Derecha, Jesús Caldera, Vicepresidente de Ideas.

En el affaire Carlos Mulas no está del todo clara la génesis de la noticia; al menos hay no pocas dudas y sombras al respecto.
Desde los medios de la caverna se atribuye la filtración a ex trabajadores de la Fundación Ideas, despedidos a raíz del ERE presentado por ésta, que supuso que 40 empleados perdieran su trabajo. Según esta explicación, los trabajadores despedidos habrían desvelado que Amy Martin no existía, siendo un montaje del director de la Fundación para obtener un sobresueldo. Se trataría pues de un acto de venganza laboral provocado por el resentimiento de los trabajadores afectados por el ERE contra la empresa que los despide y, en concreto, contra el director ejecutivo de esa empresa (Carlos Mulas). Los mismos trabajadores que habrían filtrado otros aspectos políticamente escabrosos, como por ejemplo que Carlos Mula llevase dos años "viajando a cuerpo de rey" por medio mundo en compañía de Jesús Caldera con cargo al dinero de la Fundación. No deja de ser una pauta que, por mucho que nos pueda ahora escandalizar, forma parte del modus operandi habitual de este tipo de organizaciones financiadas con dinero público, pero también de muchas instituciones del estado. Y por supuesto que es motivo de censura, como también lo es la hipocresía de todos aquellos que no han querido ver este estado de cosas a lo largo de los años de coge el dinero y corre, en los que tipos así merecían la mayor consideración social.

En cualquier caso, si la génesis de la noticia partiese de unos trabajadores cabreados, no dejaría de ser una manifestación de la lucha de clases, una venganza de clase contra el ejecutivo yupi / patrón que los pone en la calle mientras él obtiene suculentos beneficios con los chanchullitos convertidos en rentables perlitas de sobresueldo 
Un ajuste de cuentas de los currantes contra el mismo ejecutivo yupi que, como consultor del FMI, recomendaba que Portugal (cuyos ciudadanos se encuentran dramáticamete afectados por los recortes) aplicase nuevos recortes y que debía "despedir funcionarios (sobre todo en los sectores de Educación y Sanidad) [el informe en el que participa se recomienda el despido de la escalofriante cifra de 120.000 funcionarios públicos portugueses], aumentar el horario de trabajo para los empleados públicos, reducir las prestaciones por desempleo y recortar (aún más) las pensiones de jubilación", junto con la reducción del "salario de los funcionarios en una cuantía que oscila entre el 3% y el 7%" (El País). ¡Vamos! Neoliberalismo radical al más puro estilo del PP, patrocinado y defendido por una de mentes de la intelligenza del PSOE, uno de los cerebros sobresalientes del think tank socialdemócrata encargado de buscas ideas para salir de la crisis. Pero éste es otro tema al que volveremos en una entrada futura del blog.
En definitiva, de ser cierto lo anterior no dejaría de ser un acto de venganza de clase, de justicia social llevada a cabo por los propios trabajadores. Se nos antoja de este modo una representación escénica en la que el débil decide tomar venganza contra el yupi que personifica el yugo. ¿Y qué mejor, para ello, que recurrir al medio enemigo atávico del PSOE: El Mundo y el inefable Pedro Jota? ¿A que medio acudir sino? ¿A los de PRISA? Estaba claro.

Pero decíamos que en todo ello hay sombras y algunas piezas que no terminan de encajar. El diario derechista ABC, en noviembre de 2011 publicaba que Carlos Mulas utilizaba "una empresa paralela" para facturar algunos trabajos a la propia Fundación para la que trabajaba como director. Este hecho no sólo invalida toda la justificación dada por Jesús Caldera (quien afirmó que desconocía que Mulas utilizase una identidad falsa para facturar trabajos a la Fundación), sino que además el hecho nos está hablando de la existencia de una filtración interna anterior a los despidos del ERE en la entidad del PSOE. ¿Filtración de quién? ¿Ajuste de cuentas o rivalidades entre familias dentro del PSOE? Bien pudiera ser. No sería la primera vez que esto ocurre en un partido político y forma parte de estrategias de lucha entre las facciones internas de ciertos partidos (desde luego, tanto en el PP como en el PSOE hay bastante experiencia en esto). En cualquier caso, el affaire Carlos Mulas existía ya previamente como munición política en los arsenales de la prensa de la caverna, como demuestra que ABC se refiriese al mismo en plena campaña electoral de 2011. Pudiera haber ocurrido también que los trabajadores afectados por el ERE actuasen ahora de refuerzo con nuevas filtraciones sumadas a otras existentes con anterioridad. 

Pedro J y su mujer Ágatha Ruiz de la Prada
Dejando ya de lado la noticiagenésis, lo cierto es que la munición almacenada en los arsenales de El Mundo, pasa a ser utilizada recientemente. Curioso es el papel que está desempeñando El Mundo en los actuales casos de corrupción política. Puede desconcertar incluso a más de un votante de izquierdas ver cómo este diario ha estado atizando al gobierno del PP con el caso Bárcenas.
En un excelente artículo de Ignacio Escolar titulado Por qué quieren desinflar el caso Bárcenas (en nueve claves), publicado el 24-1-2013 (ver en su blog en eldiario.es), este periodista analiza algunas de las claves que permiten entender el comportamiento de El Mundo en relación con el caso Bárcenas pero también con el caso Carlos Mulas.
Ignacio Escolar se plantea cómo ni a Bárcenas ni al diario El Mundo les interesa tensar demasiado la cuerda. Que Luis Bárcenas esté dando marcha atrás en algunas de sus declaraciones, significaría que estaría negociando con el gobierno de Rajoy; de tirar demasiado de la manta dejaría de tener con qué negociar. Por su parte, Pedro J. estaría rebajando la tensión con el asunto Bárcenas por un motivo que menciona Escolar en su artículo:
Viñeta de El Jueves
"La tregua de El Mundo no tiene por qué ser definitiva. 'Todo esto está relacionado con la situación económica del diario, que no es muy boyante. Nos están apretando para que les ayudemos', asegura en privado un dirigente del PP" (2)
El escándalo de corrupción política de Bárcenas (decíamos en otra entrada del blog, que algunos pensamos que podría llegar a ser motivo para plantear la ilegalización del PP, al menos como posibilidad objeto de discusión y debate), es de tal magnitud que, como recuerda Ignacio Escolar, de llegar a explotar del todo "podría ser el fin del Gobierno e incluso del partido", dice el periodista de Eldiario.
Y puestos a dar una tregua al PP por el caso anterior, qué mejor que - como gesto de buena voluntad - ponerle en bandeja al gobierno de Rajoy un escándalo político que salpique al PSOE y desvíe -momentáneamente - la atención pública. Nuevamente reproducimos las palabras de Escolar:
"En su partido [se refiere al PP] también confían en que la actualidad aligere la presión, con nuevos temas que desvíen los debates políticos en la radio y la televisión. La dimisión del director de la Fundación Ideas –el socialista Carlos Mulas, cazado por El Mundo con un impresentable sobresueldo con seudónimo– es una inesperada bola extra para el PP. También lo es, de otra manera, la declaración soberanista en Cataluña o el previsible mal dato del desempleo".
Desde esta perspectiva, el papel de El Mundo en el caso Mulas vendría a significar un gesto de buena voluntad hacia el gobierno del PP en el contexto de esa presión que el diario de Pedro J. venía ejerciendo.

El Padrino ( The Godfather). Luis Bárcenas, hombre de la fontanería del PP durante 30 años y en los últimos Tesorero del partido. Presuntamente implicado en uno de los mayores escándalos de corrupción política desde comienzos de la Transición, protagonizado por el PP y conocido como la “trama Gürtel”. Defendido a capa y espada por Rajoy, Bárcenas presentó su dimisión al conocer el auto suplicatorio del Tribunal Supremo para que pudiera ser enjuiciado a pesar de su condición de aforado como senador. Tras conocerse que tenía una cuenta secreta en Suiza con 20 millones de euros y que dicho dinero podría estar relacionado con la trama Gürtel, desde su entorno comenzaron a filtrarse informaciones de que multitud de cargos del PP habían estado recibiendo sobres de dinero negro como pago por sus complicidades, una forma de dejar claro que en caso de ser condenado se llevaría por delante al Partido Popular y al gobierno de Rajoy. En estos últimos días se supo que también tenías varias cuentas en las Islas Bermudas.


Lo cierto es que al PP el asunto Carlos Mulas le viene como el anillo al dedo (igual que el caso Urdargairín y tantos otros). Se trata de un excelente balón de oxígeno. Le permite enfatizar el mensaje subliminal (y no tan subliminal), dirigido a los ciudadanos, de: "ellos también son malos" o el célebre "y tú más". Un mensaje defensivamente comparativo que forma parte de una  abominable dinámica generadora de antipolítica que afecta a una parte de la ciudadanía (3).
Por grotesca y desmesurada que sea la comparación, es efectiva una vez que se lleva a cabo. No importa ni lo cuantitativo (cada cosa en una plato de la balanza) ni lo cualitativo (la gravedad en función de la naturaleza del escándalo), sino que el propio hecho de comparar otorga eficacia política al acto. Una cuenta en Suiza con 20 millones de dinero negro, hipotéticamente obtenidos mediante tramas de corrupción política, viene a tener el mismo peso que colocar articulillos a 3.000 euros (hasta un importe tota de 50.000 euros) bien como sobresueldo o bien para que la ex se lleve una buena tajada. La prevaricación y extorsión del mafioso al mismo nivel que la pillería mezquina del chorizo yupi pijoprogre.

Es el poder de los medios. Hace dos o tres días (creo que fue el jueves 24), el principal periódico gallego, La Voz de Galicia (tiene más audiencia que todos los demás medios juntos), a lo largo de sus páginas hablaba del caso Undargairín, operación Pokémon, del caso Carlos Mulas y de varios acontecimientos menores de corrupción local magnificados en su presentación. En ninguna de sus páginas se hacía mención al caso Bárcenas. Únicamente, en la contraportada, un articulista en una breve columna escribía en tono metafísico sobre la corrupción política, nombrando a Luis Bárcenas pero sin mencionar en momento alguno el nombre del Partido Popular.
Es un botón de muestra de cómo el affaire Mulas es utilizado por la prensa afín al PP para crear humo en relación con el más grave caso de corrupción de la democracia española desde su reinstauración.

Pero dicho todo esto, toca ahora dejarlo de lado para centrarnos en las dimensiones políticas que para la izquierda tiene el caso de Carlos Mulas. Será en siguientes entradas del blog.


Orson Welles, en la película  Ciudadano Kane, dirigida por él

NOTAS.
(1) Momento, ritmo y dosificación de la noticia
Momento: esperar a sacar una noticia perjudicial para un partido, en un momento político idóneo como puede ser la celebración de elecciones.
Ritmo y dosificación: a veces interesa ir desvelando un suceso, motivo de crítica política, por capítulos. En ocasiones se hace para generar el efecto de una representación dramática in crescendo y fijar así la atención. Otras veces se busca conseguir el efecto de munición política duradera y que desgaste más al enemigo (aunque esto siempre supone un riesgo de saturar o cansar a la audiencia y entonces la información puede perder eficacia). La dosificación también puede venir motivada por el objetivo mediático de utilizar la información a modo de chantaje político y un obtener así un beneficio (por ejemplo ayudas económicas indirectas por parte de un gobierno).
No siempre el medio que destapa la liebre es el que ha obtenido la información, ya que puede darse el caso de que interese hacerla llegar a otro medio para que haga de malvado. Las alcantarillas mediáticas de la información son complejas y a menudo tienen lugar en ellas paradojas políticas interesantes. 
(2) Este tipo de presión política - por parte de algunos medios - sobre los gobiernos para obtener ayudas y financiación encubierta mediante distintos procedimientos, es tristemente habitual. En Galicia, por ejemplo, es una práctica que La Voz de Galicia ha utilizado en diferentes momentos y que le ha dado buen resultado. Lo hizo con el gobierno bipartito PSOE-BNG y también con el del PP de Feijoó. Viene a concretarse en te arreo fuerte durante una temporada hasta que me sueltes dinero. Es la extorsión de los medios. 
(3)  Una antipolítica de la que siempre saca partido la derecha. El discurso "todos son ladrones" y "todos son iguales", tiene un efecto diferencial entre los electores. Los votantes de derechas acaban votando igual al PP, por mucho que expresen la anterior idea. Pero los votantes potencialmente de izquierdas, se abstienen. Por eso la antipolítica es un discurso ampliamente beneficioso para la derecha, al ser un factor que desactiva una parte del voto de izquierdas pero no del voto de derechas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ROGAMOS QUE LOS COMENTARIOS SE AJUSTEN AL TEMA TRATADO. En la pág. FAQ (ver pestaña "FAQ" en el menú superior), en el punto 6 encontrarás las normas y criterios de aplicación para la publicación de comentarios. Subrayamos especialmente: no se aceptan comentarios que supongan una expresión de machismo, misoginia, sexismo, homofobia, racismo o xenofobia, y tampoco comentarios que supongan una apología, directa o indirecta, del fascismo en cualquiera de sus variantes.
Para contactar con el blog por otras cuestiones, más abajo figura una dirección de e-mail en formato de imagen.