Aclaración importante

ACLARACIÓN. El blogdelviejotopo no está relacionado con la revista El Viejo Topo. Pese a utilizar también la metáfora "viejo topo" en el nombre, el blog es completamente ajeno a la revista, cuya dirección es www.­elviejotopo.­com / Sobre el significado del término "viejo topo" en la tradición marxista, consúltese http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2013/06/el-termino-viejo-topo-en-la-tradicion.html

viernes, 24 de junio de 2016

Dos artículos a favor del Brexit desde una perspectiva de clase.




El triunfo del Brexit está provocando un aluvión de informaciones rabiosas en los medios del capital, que tratan de crear una identificación unívoca entre partidarios de la salida de RU de la UE y la extrema derecha británica. Con ello pretenden desprestigiar la postura contraria a la UE.

Sin embargo, como recordaba esta mañana Marat en Twitter, el Partido Comunista Británico y otras organizaciones de izquierdas han defendido también la salida de la UE. Esto último es completamente coherente entre quienes consideramos que la UE no es reformable como dice a diario la vieja y la nueva socialdemocracia. La UE se ha levantado sobre cimientos neoliberales. Por otra parte, a la chita callando los estados han ido transfiriendo importantes facetas de su soberanía a Bruselas, lo que supone un blindaje para el capital en el remoto e hipotético caso de que un gobierno de izquierdas optase por iniciar una transición al Socialismo. Aquellos que desde la nueva socialdemocracia hablan a veces de nacionalizaciones y de impulsar el sector productivo público, ignoran que la pertenencia a la UE impide tales políticas y que los estados no son soberanos para desarrollar las políticas económicas que deseen, ya que en buena parte vienen impuestas por Bruselas. Poco hemos aprendido de la lección de Syriza.

La defensa de la UE por parte de la socialdemocracia -en cualquiera de sus variantes- es como la defensa del capitalismo feliz que a menudo vende. La lucha por el Socialismo ni ha sido, ni es, ni será fácil, pero desde luego resultará mucho más difícil siendo esclavos de ese búnker del capital que es la UE.

Os dejo dos artículos que han sugeridos compañeros en Twitter. El segundo ha sido traducido hoy mismo por el PTD, Partido del Trabajo Democrático, de cuya web hemos tomado el texto en castellano recién traducido.


-1-

Un poco de luz sobre el brexit
Alvaro Luque
Fuente: librered.net

El próximo 23 de junio en el Reino Unido se celebrará un referéndum para decidir su salida o no de la Unión Europea respondiendo si desean que el RU se mantenga en la UE. Dicho referéndum ha puesto en marcha toda la maquinaria propagandística para evitar una previsible salida de la UE. El debate en los medios de comunicación ya se ha manipulado de tal forma que gira en torno a dos ideas; seguir en la UE es sinónimo de modernidad y progreso social y salir de la UE implica todo lo contrario, una postura cercana a la ultraderecha. ¿Es esto una realidad?

Las posiciones en torno al Sí (permanecer en la UE) y al No (salir de la UE) giran en torno a diversas plataformas y las declaraciones públicas de personalidades políticas. A grandes rasgos, los socialdemócratas del Partido Laborista y del Partido Conservador entre otros partidos, defienden el Sí, aunque no todos sus miembros la comparten.. Apoyando dicha postura están los grandes monopolios capitalistas y los gobiernos que tienen intereses en frenar una nueva crisis para la UE, es el caso, del gobierno imperialista de los EEUU. Las declaraciones de Obama son más que directas, si el RU sale de la UE, deberá ponerse a la cola en cuanto a tratados comerciales, ¿amenaza? caben muchas interpretaciones pero muy democrático no parece.

En cuanto a los partidarios de la salida de la UE están personalidades y MP (parlamentarios) tanto del Partido Laborista como de los conservadores (Tories), ciertos partidos de derechas, entre los que destaca el UKIP (Partido por la Independencia del Reino Unido) y otros. La prensa se ha descrito a estos de “euroescépticos” planteando que todo los partidarios de la salida de la UE son como mínimo de derechas.

En este plano es muy interesante conocer las posturas de parte del movimiento comunista, es el caso Partido Comunista Británico y del Partido Comunista de Irlanda en lo que refiere a Irlanda del Norte (parte norte de la isla ocupada por el RU). El Partido Comunista de Irlanda plantea en un reciente comunicado que los trabajadores del Norte de Irlanda deben votar por la salida de la UE (votar No) dejando bien claro que no es una institución que defienda a los/as trabajadores/as y que salir de la UE es un elemento estratégico.

La posición del Partido Comunista Británico también es clara al respecto, se ha integrado en una plataforma para defender la salida de la UE junto a diversas organizaciones sindicales y de trabajadores, diversos líderes sindicales y MP que luchan por lo que ellos llaman “Lexit”; es decir, defender la salida de la UE desde la perspectiva de la clase obrera y con una clara posición de izquierdas.

Hoy en día las posiciones siguen y seguirán avanzando y el bombardeo mediático a favor del Sí será evidente. Es mucho lo que se juega la UE, no sólo la pertenencia o no de un país con una carga simbólica muy destacada sino sumar un nuevo fracaso simbólico a esa llamada de convergencia capitalista europea. La UE es un proyecto que está muerto en términos de derechos sociales y económicos para la clase obrera, las recientes expulsiones de inmigrantes lo demuestran. En este punto es muy interesante ver cómo se van sumando posiciones de clase a la ruptura con la UE, una pena que en el Estado Español sólo el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) considere que es estratégico la salida de la UE para que la clase obrera avance en la recuperación de sus derechos.


-2-





Por qué los trabajadores británicos necesitan un Brexit
Fuente original en ingles: 
"Brexit: Why workers in Britain should vote to leave the EU"Proletarian, publicación del Partido Comunista Británico (M-L), nº 71, abril 2016 (si falla el acceso a la fuente, pruébese en communismgr.blogspot.com.es)
Fuente de la traducción al castellano:
Partido del Trabajo Democrático, www.trabajodemocratico.es


Salir de la UE debilitaría indudablemente la capacidad de los imperialistas británicos, europeos y norteamericanos para dominar el globo, dando así nuestra lucha por el socialismo un pequeño paso hacia delante.

____
“Desde el punto de vista de las condiciones económicas del imperialismo, esto es, la exportación de capitales y la división del mundo por los poderes coloniales ‘avanzados’ y ‘civilizados’, los Estados Unidos de Europa, bajo el capitalismo, o son imposibles o son reaccionarios..."
“Por supuesto, son posibles los acuerdos temporales entre capitalistas y entre Estados. En este sentido los Estados Unidos de Europa son posibles como un acuerdo entre los capitalistas europeos... ¿pero con qué fin? Solo con el propósito de suprimir conjuntamente el socialismo en Europa... Sobre la actual base económica, es decir, bajo el capitalismo, los Estados Unidos de Europa significarían una organización de la reacción”.   
(Sobre la consigna de los Estados Unidos de Europa, Lenin, 23 de agosto de 1915)

Aunque las condiciones particulares han cambiado considerablemente desde que Lenin escribiera hace más de 100 años las palabras expuestas más arriba, la esencia es la misma. Una unión de Estados imperialistas sólo puede ser una entidad reaccionaria. Y no puede perdurar.

Para quienes disfrutamos interactuando con gente de otros países, enriqueciéndonos o conociendo otras culturas, y quienes nos identificamos con trabajadores de otros países, es extremadamente contraintuitivo estar contra la Unión Europea, la cual parece ser un vehículo que facilita la comunicación a través de las fronteras nacionales y que une más a trabajadores de diferentes nacionalidades.

No obstante, aunque la Unión Europea tiene indudablemente sus aspectos beneficiosos, sigue siendo en esencia una organización imperialista, diseñada para habilitar a las burguesías de varios países imperialistas la suficiente fuerza financiera y militar para proteger su estatus imperialista contra (a) sus rivales imperialistas, (b) los países oprimidos a los que explotan, y (c) las clases trabajadoras de sus propios países.

Por supuesto, en oposición a la Unión Europea, los socialistas se encuentran en compañía extremadamente nauseabunda. Desde los sectores anti-inmigrantes, xenófobos e islamófobos de la sociedad, hasta los Little Englanders (1) que se remontan a los días de gloria imperial cuando Britannia dominaba los mares por su cuenta. Los Little Englanders se imaginan que de algún modo es posible restaurar esa gloria, si se la puede llamar así (no todo el mundo estaría de acuerdo), bajo el liderazgo del partido político de derechas.

Hay también sujetos avaros que no quieren pagar el precio de la afiliación, la cual, hasta donde les preocupa, liquida las ventajas significativas de ser parte de la UE para el imperialismo británico: todo lo que pueden ver es cuánto cuesta mantener la política agraria común; cuánto cuesta mantener a flote a aquéllos que han sido llevados a la bancarrota financiera por el funcionamiento del sistema capitalista, cuánto cuesta proveer a la clase obrera un sustento y unas condiciones de trabajo mínimamente aceptables, etc.

Un exponente típico de esta mentalidad tacaña es el ‘emprendedor’ (capitalista) Luke Johnson que escribe en The Sunday Times: “Europa tiene el 7% de la población mundial y el 25% de su PIB, pero el 50% de su gasto social. En un mundo competitivo, esto es insostenible”. (Animal spirits: if you believe in controlling your destiny, vote for Brexit, 6 de marzo de 2016).

Bueno, en el caso de que el señor Johnson no lo haya notado, la gran mayoría de quienes se benefician del gasto social no disfrutan ningún lujo en sus vidas, y eliminar cualquiera de esos beneficios seguramente sea ‘insostenible’ desde su punto de vista. Ciertamente es verdad que los capitalistas necesitan regularmente reducir a la baja las condiciones de vida de los trabajadores, lo que es ‘sostenible’ para que sus empresas sobrevivan, pero precisamente por eso el sistema económico capitalista es disfuncional y debe ser derrocado; no es un argumento para amontonar miseria sobre las masas de la clase obrera.

Por cierto, aunque por varias razones la Unión Europea introdujo ciertos derechos de los trabajadores que en muchos de sus Estados miembros no han existido previamente, esto no justificaría la línea tomada por la secretaria del TUC2 Frances O’Grady:
“Las sucesivas directivas de la UE han impulsado avances en los derechos y la igualdad de los trabajadores en Gran Bretaña. A menudo más lejos y más rápido de lo que ningún gobierno británico de cualquier color estaba dispuesto." 
“Así que ahora la cuestión es que, si salimos de de la UE, ¿tendremos al actual gobierno conservador manteniéndolos? Si el campo del Brexit se saliese con la suya, el gobierno británico tendría que escoger y elegir qué derechos diluir o desechar por completo." 
“Sin una red de seguridad legal de la UE no pasaría mucho tiempo antes de que los malos empleadores recortasen las vacaciones pagadas, empujasen a los trabajadores a trabajar más horas con menos descansos e impidiesen que las trabajadoras embarazadas tuvieran tiempo libre para sus citas médicas." 
“Los sindicatos no tendrían la oportunidad de extender los derechos de los trabajadores a través del Tribunal Europeo de Justicia, como hemos hecho con la igualdad de salarios y de jornada de trabajo. Y nuestros acuerdos colectivos sobre los que se construyen estos mínimos legales estarían bajo amenaza." 
“Por eso el TUC está advirtiendo a los trabajadores de los riesgos del Brexit. Los trabajadores tienen mucho que perder”  
(A ‘Brexit’ would put workers in danger, Morning Star, 9 de marzo de 2016).
¿Frances O’Grady piensa seriamente que las burguesías imperialistas de otros países europeos son de algún modo más amables hacia la clase obrera que la burguesía imperialista británica? ¡Quizá ella debería consultar a la clase obrera de Grecia, cuyas pensiones y beneficios sociales han sido diezmados, cuyos hospitales están desprovistos desesperadamente de medicación, etc., en cuanto a cómo la burguesía europea protege los derechos de los trabajadores!

Además, independientemente de si Gran Bretaña permanece en la UE o no, la protección de los derechos humanos por la UE será eliminada en Gran Bretaña. ¿Alguien puede dudar que si la burguesía lo estima necesario varias protecciones laborales serán eliminadas también, y puede que no solo en Gran Bretaña sino en toda la UE? ¡Por supuesto, todo en nombre de los recortes de la burocracia de Bruselas!

En Gran Bretaña o en otros países de la UE, los trabajadores solo podrán proteger sus derechos luchando y ganando. Y no ponen ninguna esperanza en ganar a menos que protejan su unidad como la niña de sus ojos y no se vean inmersos en una histeria anti-inmigrante que los lleve a la mutua aniquilación.

O’Grady no debería fijar sus sus esperanzas en una organización imperialista para proteger los intereses de los trabajadores. Debería hacer que los sindicatos que componen el TUC dirigido por ella estén listos para luchar, dentro o fuera de la ley, por defender los intereses de sus miembros y de la clase obrera en general.

Huelga de mineros en los 80. Foto: Alamy.

¡Pero, sostendría ella, eso no es parte de su trabajo! Ella está para reconciliar a la clase obrera con el imperialismo, y para ello le mendiga que tenga aquí y allá alguna consideración por los intereses de los trabajadores, sin importar con qué frecuencia se lo denieguen, manteniendo la paz asegurando su electorado día a día ese obstáculo seguramente mañana será afable, aunque solo si esperan pacientemente.

Aunque es desagradable encontrar en nuestro lado de la barricada no solo gente honesta y progresista sino también un montón de xenófobos descerebrados y maliciosos, es bueno observar que la burguesía británica ha caído en su propia trampa. Fomenta la xenofobia como medio para reunir apoyo de masas en favor de sus propios intereses (por ejemplo, guerras contra quienes resisten la superexplotación imperialista) y como un medio para conducir a la clase obrera contra sí misma. Pero luego la xenofobia toma vida propia y tiende a evitar que la burguesía británica persiga sus propios intereses cuando estos pasan por asegurar la cooperación internacional con otras potencias imperialistas.

Hay una posibilidad de que los votos de los xenófobos sean lo que se necesita para que Gran Bretaña salga de la UE en el referéndum del 23 de junio este año. El cual con toda probabilidad se demostrará desastroso para el imperialismo británico.

En qué medida esto es así ha sido bien expresado por The Economist:
"Los vínculos de Europa con América se volvería más tensos. Por encima de todo, la pérdida de su mayor potencia militar y su actor en política internacional más significativo debilitaría seriamente a la UE en el mundo". 
“La UE se ha convertido en una parte cada vez más importante de la política exterior y de seguridad occidental, en lo que concierne al acuerdo nuclear con Irán, la amenaza del terrorismo islamista o la imposición de sanciones contra Rusia. Sin Gran Bretaña, sería más difícil para EEUU tirar de su peso global, una gran pérdida para Occidente en un vecindario conflictivo, desde Rusia,pasando por Siria hasta el Norte de África." 
“Es una pequeña pequeña maravilla que Vladimir Putin de Rusia sea entusiasta sobre el Brexit y Obama de América no lo sea. Sería miope para los euroescépticos ser indiferentes ante esto. Una Europa débil sería sin ambigüedades mala para Gran Bretaña, cuya geografía, a diferencia de su política, es fija”. 
(The real danger of Brexit, 27 de febrero de 2016)
En otras palabras, Gran Bretaña fuera de la UE sería menos capaz de intimidar a otros países, y la capacidad de la UE de hacer lo mismo también sería debilitada considerablemente. El imperialismo norteamericano también sería debilitado con el debilitamiento de la UE como su aliada. Debe añadirse que, sin la presencia de Gran Bretaña en la UE, la alianza imperialista UE-EEUU se volvería mucho más débil, lo cual solo podría ser bueno para los trabajadores y pueblos oprimidos en cualquier lugar.

Naturalmente, si la clase gobernante británica se vuelve más frágil; si su capacidad para sobreexplotar en el extranjero disminuye, tratará de compensar sus pérdidas a expensas de la clase obrera local. La vida puede volverse más difícil para el proletariado británico, por un tiempo. Pero, al mismo tiempo, encararemos a un enemigo de clase que será un poco más fácil de derrocar.


Proletarian, Partido Comunista Británico (M-L)
Traducción del PTD, Partido del Trabajo Democrático


Notas del traductor:
(1) Chovinistas opuestos a que Gran Bretaña tenga un papel activo en la política internacional.
(2) Trade Union Congress. Central sindical británica.

______________


Sugerencia. Ver también:
"Los ladridos de la jauría en la noche del brexit y los monaguillos de la izquierda."

12 comentarios:

  1. otra contribución:
    http://www.huffingtonpost.es/timothy-appleton/reflexiones-sobre-el-brex_b_10655502.html
    ---
    Fragmento:
    "Toda la izquierda mainstream en las islas británicas ha apoyado la opción de quedarse en la UE. Desde Owen Jones a Tony Blair. No sólo eso, sino que han dicho cosas extremadamente dudosas y llenas de especulaciones para justificar su posición. En parte, han ido replicando las mentiras catastrofistas del centro-derecha: que perderíamos industrias enteras si salíamos, que la economía se hundiría, que Escocia saldría del Reino Unido (a ver si Escocia prefiere cambiar Westminster por Bruselas, o la libra por el euro; yo no estoy tan seguro). Pero también han añadido algunas mentiras propias: que la UE protege los derechos de los trabajadores (algo que todo el mundo sabe intuitivamente que es falso; francamente, me parece un insulto a la inteligencia de los británicos presentar ese argumento) y, sobre todo, que la UE va a proteger a los británicos del neoliberalismo (una afirmación que es para echarse a reír). Y todo lo han empaquetado con un argumento humanista-sentimental que, en términos intelectuales y políticos, no tiene sentido alguno: "Estamos mejor juntos que separados". Hasta la persona menos formada del mundo sabe que decir esto no es decir absolutamente nada (¿podemos llamarlo la política de Coldplay?). ¿Cuál ha sido la posición del Partido Laborista?"

    ResponderEliminar
  2. Aquí tienen el segundo artículo traducido. Como resulta que "Su HTML no es aceptable: Debe contener como máximo 4.096 caracteres", os lo envío de este otro modo:

    http://www.filedropper.com/pcbritanicosobrebrexit

    Entrad en el enlace y descargad, es un txt con el texto de la traducción.

    Salú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Acabo de ver ahora mismo tu comentario, cuando ya había metido el texto en castellano que se publicó en http://www.trabajodemocratico.es/content/por-qu%C3%A9-los-trabajadores-brit%C3%A1nicos-necesitan-un-brexit
      Gracias por la ayuda.

      Eliminar
  3. El Pacto, una repetición de Syriza https://salirdeleuro.wordpress.com/2016/05/21/el-pacto-una-repeticion-de-syriza/

    ResponderEliminar
  4. en The Guardian: http://www.theguardian.com/politics/commentisfree/2016/jun/24/divided-britain-brexit-money-class-inequality-westminster

    ResponderEliminar
  5. Más allá de la presentación ante la opinión pública de la "catástrofe" que supone el Brexit, habrá que esperar más análisis en profundidad sobre el futuro de la UE, separando convenientemente el grano de la paja: en principio el debilitamiento de las estructuras europeas supondría la posibilidad de recuperar el discurso de clase perdido en las últimas décadas, siempre que lo sepamos disputar al sector nacionalista xenófobo de tintes fascistas que también pugna por ello, pero sólo si recuperamos el carácter internacionalista , imposible sin un reverdecimiento de las ideas socialistas/comunistas, hoy "diluidas" en una pléyade de partidos oportunistas con pretensiones socialdemócratas.

    Ahora bien, en este proceso de desintegración a medio plazo de la UE, es posible que se intente acelerar desde la Troika una unión económica, política y social por la puerta de atrás, que deje todo "atado y bien atado" para que los futuros EXIT de la UE, que ya se otean en el horizonte, queden sobre el terreno en papel mojado, sin que por ello esta pertenencia, no formal, sea menos peligrosa.

    Pero lo que queda meridianamente claro, es que la desintegración abre un proceso de confrontación entre potencias europeas y de búsqueda de nuevos aliados - si bien temporales, dadas las intensas contradicciones existentes en los países centrales, en competencia por mercados o fuentes energéticas - que pueden ir cambiando el reparto de la injerencia global, intensificando búsqueda de acuerdos en conflictos regionales y desactivando a corto plazo tensiones globales del sector UE/OTAN hacia Rusia o China. Muy posiblemente en esta reconversión EEUU, deberá centrarse en América Latina como reserva estratégica - con un recrudecimiento de la política del Big Stick - impelida por una expulsión soterrada de otras zonas del globo.

    En todo caso estas dinámicas de apaciguamiento a escala mundial, no serían duraderas, ya que las contradicciones no pueden tener solución dentro de un sistema capitalista de relaciones internacionales, por lo que la dicotomía última es la ya conocida de SOCIALISMO O BARBARIE.

    Un saludo, de Gabri @inxtu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reino Unido ha votado para salir de la UE, no de la OTAN, seguirán con su política imperialista, pues siguen gobernando los que aprobaron el bombardeo de Libia.

      Eliminar
    2. Llevas razón. Reino Unido sale de la UE no de la OTAN; de hecho el impacto directo "militar" no es significativo, como tampoco lo es la política de defensa de la UE. ( http://bit.ly/28S2ZDq )

      Pero sin duda la UE, contraparte "política" y de relaciones institucionales con el resto de Estados nacionales, sufre una profunda grieta con este abandono, que rompe los equilibrios, precarios, de poder en su seno.
      No hay poli bueno sin poli malo.

      Un abandono de esta magnitud siempre conlleva riesgos para unos y oportunidades para otros, que evolucionan en función de la propia actitud y la de las demás contrapartes. Por mucha previsión o análisis previos entramos en un agujero negro que sólo el tiempo podrá aclararnos.

      Y por supuesto, nada cambia de un día para otro, por lo que las agresiones, camufladas o encubiertas, continuarán en el corto plazo.

      Un saludo de Gabri @inxtu

      Eliminar
  6. No me gusta cómo se habla de la campaña propagandística del capital, pues no es así, ya que parte de ese capital apoya el brexit, incluyendo parte del partido conservador británico, que no son digamos muy contrarios al capital.

    ResponderEliminar
  7. Ver también: partidos comunistas de Europa satisfechos con la salida británica de la UE:
    http://icp.sol.org.tr/agenda/statements-cps-brexit-updated

    ResponderEliminar
  8. http://www.jornaldenegocios.pt/economia/politica/detalhe/pcp_exige_cimeira_intergovernamental_para_reversao_dos_tratados_europeus.html?utm_medium=Social&utm_source=Twitter&utm_campaign=Echobox&utm_term=Autofeed#link_time=1467482571

    ResponderEliminar
  9. POR QUÉ LOS BRITÁNICOS DIJERON NO A EUROPA
    John Pilger
    http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2016/07/por-que-los-britanicos-dijeron-no-europa.html

    ResponderEliminar

ROGAMOS QUE LOS COMENTARIOS SE AJUSTEN AL TEMA TRATADO. En la pág. FAQ (ver pestaña "FAQ" en el menú superior), en el punto 6 encontrarás las normas y criterios de aplicación para la publicación de comentarios. Subrayamos especialmente: no se aceptan comentarios que supongan una expresión de machismo, misoginia, sexismo, homofobia, racismo o xenofobia, y tampoco comentarios que supongan una apología, directa o indirecta, del fascismo en cualquiera de sus variantes.
Para contactar con el blog por otras cuestiones, más abajo figura una dirección de e-mail en formato de imagen.