Aclaración importante

ACLARACIÓN. El blogdelviejotopo no está relacionado con la revista El Viejo Topo. Pese a utilizar también la metáfora "viejo topo" en el nombre, el blog es completamente ajeno a la revista, cuya dirección es www.­elviejotopo.­com / Sobre el significado del término "viejo topo" en la tradición marxista, consúltese http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2013/06/el-termino-viejo-topo-en-la-tradicion.html

miércoles, 13 de julio de 2016

La filosofía del emprendimiento y la culpabilización del desempleado. Emprender, ¿cuestión de actitud?






Celia Fernández nos ofrece un interesante post en torno a un item retórico muy de moda: el emprendimiento. La autora menciona que "la filosofía del emprendimiento tuvo una gran promoción por parte de los portavoces del poder, como manera de generar una filosofía de culpabilización del desempleado". La retótica del emprendimiento debemos comprenderla en su papel de "idea fuerte de la ideología dominante", como expresa esta socióloga gallega, una especie de "fetiche del pensamiento neoliberal presentada como la gran solución al futuro laboral" desde el poder.
Agradecemos a la autora su permiso para traducir y publicar en el blog este texto.
@VigneVT 

Referencia documental
Original en gallego:  Celia Fernández, "Emprender. Cuestión de actitude?".
Publicado en: Praza Pública, 13-7-2016.
URL: praza.gal/opinion/3455/emprender-cuestion-de-actitude/ (ler en galego pulsando na ligazón)
Fuente de traducción al castellano: blog del viejo topo, 14-7-16.
Imagen cabecera: es un añadido nuestro. Negrita y cursiva: es del texto original.

__________


Emprender. ¿Cuestión de actitud?
Celia Fernández

Desde el comienzo de la crisis económica y más en concreto durante lo gobierno del PP, la filosofía del emprendimiento tuvo una gran promoción por parte de los portavoces del poder, como manera de generar una filosofía de culpabilización del desempleado. Es por tanto vender la posibilidad de emprender, para lo cual sólo es preciso "creer en ti mismo" o "luchar por tus sueños" supliendo así la falta de dinero. Emprender es una cuestión de actitud.

Una filosofía muy enraizada en la propia sociedad postmoderna, sociedad del hedonismo y del optimismo obligatorio que venden los coaching (tan de moda en los últimos tiempos). Estos, lejos de la realidad vital de cada uno,  nos acercan pequeñas cápsulas de "sueños" y "alegría" en frases vacías de contenido. Ese optimismo obligatorio que responde al capitalismo más salvaje y en el que engarzamos el emprendimiento que venden desde los ámbitos del poder, y siendo una idea fuerte de la ideología dominante.

La solución del PP durante estos años, incapaz de dar soluciones laborales a la mayoría social, es vender el "emprendimiento para todos".  Haciendo en cierto sentido que seamos responsables de nuestra deriva laboral por no ser capaces de ponernos en el mercado. Es decir, fomentando la ideología de la culpabilización del desempleado. El desarrollo de esta  ideología del emprendimiento enredando la realidad del mercado  dentro de una filosofía darwinista social y guiados por las fuentes neoliberales.

No es casualidad que sean los medios de comunicación social más afines al gobierno del PP, los que presentan y promocionan el emprendimiento como la gran solución al desempleo, ya que fomentar aquél es promocionar una solución y respuesta a la falta de trabajo asalariado.

No se trata de negar la necesidad de proyectos emprendedores, pero sí negar el fomento de la idea o de la filosofía del emprendimiento convertida en una suerte de fetiche del pensamiento neoliberal presentada como la gran solución al futuro laboral, en la que todos y todas aquellas que no encuentren un trabajo asalariado tienen que emprender.

La figura del emprendimiento fue muy útil para el Partido Popular. Le sirvió no solo para esconder las vergonzosas cifras del desempleo, sino también para que el gobierno presente como un éxito el aumento de trabajadores autónomos. Sin duda un síntoma de la ficticia recuperación económica, pero que en realidad en muchas ocasiones esconde la precarización del trabajo asalariado con la figura de los "falsos autónomos". Uno de los mayores fraudes laborales que resurgió con fuerza durante la época de la crisis, con unos 160.000 "falsos autónomos" en todo el Estado según las últimas cifras, y que aumentó de manera exponencial durante la crisis. Durante este últimos años de gobierno del PP, también vendieron este "fraude" como emprendimiento.

Pero en esos discursos oficiales la posibilidad del fracaso no está presente. Si queremos ver esa realidad sólo tenemos que prestar atención a las cifras. En los textos de las escuelas de negocio o de empresa sólo el 0,02% de los textos analizan o hablan del fracaso de las iniciativas emprendedoras. Tampoco en los medios escuchamos que, según los estudios más optimistas,  sólo el 50% de esos proyectos emprendedores, sobreviven a los tres primeros años de vida, algo que no escucharemos en los discursos oficiales.

"Para tener éxito debemos hacer todo el posible por parecer existosos" (François de La Rochefoucalud)



Natural de Ferrol, Celia Fernández es socióloga, formada en la UDC (Universidade da Coruña). Es formadora en Igualdad de Oportunidades y experta en Planificación y desarrollo local. Pertenece a la Asociación Galega de Socioloxía (AGS). Ha publicado sobre ocio y sociedad industrial ("El surgimiento del ocio y la sociedad industrial", en Álvarez Sousa (coord.): Teoría Social y Turismo). Desde enero de 2014 colabora con Praza Pública, donde podemos seguir sus artículos escritos en gallego. 
Para leer los artículos de la autora en Praza Públicapulsa aquí(índice de artículos de Celia Fernández).
Seguir en Twitter: @RoeCeli 

______________


Anexo del blog
Una de las primeras entradas de este blog, allá por febrero de 2013, llevaba por título "Trabajar en España... ¿o ser condenado a galeras?". En ella presentábamos un sketch sobre cómo serán los futuros contratos laborales en España. Lo cierto es que aunque parecezca humor hiperbólico, la realidad cada vez se aproxima más a esa recreación del sketch. Nos ha parecido oportuno recordarlo al hilo de este post de Celia Fernández. No conocemos la fuente, pero sospechamos que es de un programa de la TV vasca (si tienes información al respecto, mándanos un comentario para que podamos mencionar la autoría). Os invitamos a verlo; apenas dura minuto y medio:  

video

Otros artículos de la autora traducidos en este mismo blog:

3 comentarios:

  1. Reproduzco un tuit de @chamar_23
    "El emprendimiento, el gran engaño. Pais con mas emprendedores del mundo; Bangladés. y el que menos; Noruega"

    ResponderEliminar
  2. La globalización del ampliamente publicitado hasta el hartazgo "sueño americano":

    Sé un emprendedor como el Imperio manda. Amancio Ortega debe ser tu guía y ejemplo. Tú también puedes conseguirlo. Tan sólo depende de ti.

    ¡Y los habrá que se lo crean y todo!

    ResponderEliminar
  3. Es un engaño monumental que generalmente acaba bastante mal y en menos de tres años. Hace un par de años si que se daban cifras al respecto, en concreto escuché en la 2, de tve, a un coaching de éstos decir que el 90% de los emprendedores fracasaban en cinco años, pero por supuesto los culpaban a ellos por su falta de ambición, de fe, por su poca destreza o su mala orientación. Pero la trampa es evidente, y es que jamás en la vida los cuatro millones de parados podrán ser empresarios al igual que ocurre en esas oposiciones en las que se presentan setenta mil personas para trescientos puestos, en las cuales se culpan a todos los que no obtienen plaza por su mala preparación y no porque jamás podrán entrar todos. Pero culpar a la víctima es algo ya clásico en este sistema salvaje del sálvese quien pueda.

    ResponderEliminar

ROGAMOS QUE LOS COMENTARIOS SE AJUSTEN AL TEMA TRATADO. En la pág. FAQ (ver pestaña "FAQ" en el menú superior), en el punto 6 encontrarás las normas y criterios de aplicación para la publicación de comentarios. Subrayamos especialmente: no se aceptan comentarios que supongan una expresión de machismo, misoginia, sexismo, homofobia, racismo o xenofobia, y tampoco comentarios que supongan una apología, directa o indirecta, del fascismo en cualquiera de sus variantes.
Para contactar con el blog por otras cuestiones, más abajo figura una dirección de e-mail en formato de imagen.