Aclaración importante

ACLARACIÓN. El blogdelviejotopo no está relacionado con la revista El Viejo Topo. Pese a utilizar también la metáfora "viejo topo" en el nombre, el blog es completamente ajeno a la revista, cuya dirección es www.­elviejotopo.­com / Sobre el significado del término "viejo topo" en la tradición marxista, consúltese http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2013/06/el-termino-viejo-topo-en-la-tradicion.html

domingo, 13 de abril de 2014

14 de abril, día de la República. Alemanes en las Brigadas Internacionales: en recuerdo de Ernst Busch.


Estandarte del Batallón Thälman (de la XI Brigada), fundado por Hans Beimler, miembro del Partido Comunista Alemán (KPD), muerto en el frente de Madrid el 1-12-1936.


Tenía 19 años y solo participé en el final de la guerra. Hice lo mejor que pude con el arma que me dieron: una de 1896.
Erik Ellmann

Con motivo de la celebración del 14 de abril, Día de la República, dedicamos un par de entradas a rendir homenaje a las Brigadas Internacionales, a todos aquellos hombres y mujeres antifascistas que vinieron a España para unirse a la defensa de la República. Continuamos así en el blog con la serie que el año pasado iniciamos, dedicada al 14 de abril y a la República Española. Al final figuran los enlaces a todas estas entradas del blog.

Entre los brigadistas había voluntarios de un amplio número de países, incluyendo de Alemania. Una Alemania en la que el régimen nacional-socialista de Hitler se había volcado en dar apoyo militar a los sublevados contra la legalidad republicana. Sin embargo, muchos antifascistas alemanes supieron mantener un espíritu épico de resistencia ante la barbarie que significaba el fascismo. Entre ellos estuvieron los que vinieron a España para unirse a la defensa de la República. La mayor parte quedaron integrados en el Batallón Thälmann de la XI Brigada, llamada así en honor al líder comunista alemán Ernst Thälmann; el batallón fue fundado por Hans Beimler, miembro del Partido Comunista Alemán (KPD). Llegó a contar con 1.500 brigadistas, la mayor parte alemanes y austriacos.

Ernst Busch fue uno de estos alemanes que acudieron en defensa de la República Española contra el fascismo. Le dedicamos esta entrada del blog, como tributo, homenaje, reconocimiento..., y de paso también como homenaje a todos los brigadistas alemanes y brigadistas del resto de los países, cuyo sacrificio escribió una de las más grandes gestas de solidaridad internacionalista proletaria. Como llegó a expresar el brigadista alemán Ludwig Renn:
[habíamos] dejado la pluma porque no queríamos escribir historia, sino hacer historia.
Y en efecto, hicieron historia y se convirtieron en leyenda, tal como dijo Dolores Ibárruri, Pasionaria, en el emotivo discurso de despedida a los héroes internacionalistas, el 1 de noviembre de 1938:
Sois la historia, sois la leyenda, sois el ejemplo heroico de la solidaridad.


Ernst Busch

«Venís desde muy lejos… Mas esta lejanía ¿qué es para vuestra sangre, que canta sin fronteras?»
-Rafael Alberti, A las Brigadas Internacionales.


Ernst Busch, fotografía tomada en los últimos años de su vida.


Ernst Busch, de nombre completo Friedrich Wilhelm Ernst Busch, nació el 22 de enero de 1900 en Kiel, en el seno de una familia de clase trabajadora (el padre era albañil). En 1915, con apenas 15 años, entró de aprendiz metalúrgico en el astillero Krupp Germania.

Desde muy pronto comenzó a desarrollar actividades con organizaciones proletarias de jóvenes y en 1918 dirigía ya la Juventud Trabajadora Socialista (Sozialistischen Arbeiterjugend, SAJ) en Kiel. Tomó parte en los acontecimientos de 1918, relacionados con la sublevación de los marineros en Kiel, que sería duramente reprimida. Al año siguiente, en 1919, se unió al antimilitarista Partido Socialdemócrata Independiente de Alemania (Unabhängige Sozialdemokratische Partei Deutschlands, o USPD). 

Ese mismo año de 1919, tuvo lugar un hecho decisivo en la vida de Busch. Fue despedido del astillero en el que trabajaba, lo que le condujo a encaminar su vida laboral en otra dirección. Busch llevaba poco tiempo recibiendo clases privadas de canto y de interpretación, y esto finalmente le llevó a trabajar en el mundo artístico. De esta forma, nacía el Ernst Busch artista, intérprete de canciones, actor y director de cine.

La letra de sus canciones, o mejor dicho Lieder, suele tener un alto contenido político, lo que podemos comprobar ya en épocas tempranas cuando interpreta cantando, por ejemplo, a Bertolt Brecht (La copla de Mackie Messer con música de Kurt Weill), Friedrich Wolf, Ernst Toller o, no por último, a Kurt Tucholsky, con música de Hanns Eisler; canciones que critican la burguesía prusiana y la hipócrita vida política de aquella época. Un ejemplo: Merkt Ihr nischt? (¿No os dais cuenta?).

Cuando Hitler ascendió al poder en 1933, y bajo la persecución de la Gestapo, decidió huir, junta con su esposa Eva. La fuga los llevó por Holanda, Bélgica, Suiza, Paris, Viena y, finalmente a la Unión Soviética. En 1937 Ernst Busch tomó la decisión de viajar a España, para incorporase a las Brigadas Internacionales, en defensa de la República. 

En España, inicialmente se trasladó al campamento de las Brigadas Internacionales en Albacete. Ese mismo año tuvo lugar el II Congreso de la Asociación Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura. La sede central estuvo en Valencia pero también hubo reuniones en Madrid  y Barcelona. En este Congreso, que obviamente tuvo un marcadísimo carácter antifascista, participaron escritores extranjeros muy conocidos, como Ernest Hemingway, André Malraux, Mikhail Koltzov, Egon Erwin Kisch, Alfred Kantorowicz, Anna Seghers, Willi Bredel, Ludwig Renn, Hans Bodo Uhse Marchwitza, Pablo Neruda, Nicolás Guillén, César Vallejo, Raúl González Tuñón, Octavio Paz, Louis Aragon, etc. Un sector de los participantes había llegado a España para unirse a las Brigadas Internacionales. Ernst Busch viajaría de Albacete a Madrid para participar en las reuniones del Congreso en la capital, mientras los cañones de Franco bombardeaban a diario. El escritor y poeta alemán Erich Weinert, se refirió a este evento en los siguientes términos (Hülsen,2000):
evidentemente, todo un reto para el fascismo mundial. Jamás ningún Congreso de Escritores se había reunido en semejantes condiciones. En Madrid, el estruendo de los cañonazos desde el cercano frente se percibía hasta entre las filas de los delegados.
Es destacable la participación alemana en este Congreso. Las delegaciones más representadas fueron las de Francia, URSS y Alemania, junto con la de España. Según Cañadas García (2010):
La delegación alemana presentó 12 comunicaciones: Anna Seghers, Ludwig Renn, Erich Weimer, Theordor Balk, Hans Kahle, Willi Bredel, Egon Erwin Kisch, Maria Osten, Kurt Stern, Heinrich Mann, Madame Magdalena y Bertolt Brecht. Ocho de ellos hicieron referencia en sus ponencias a la lucha que se estaba llevando a cabo en España y algunos, como como Ludwig Renn y Hans Kahle, estaban luchando en las Brigadas Internacionales al igual que otros muchos escritores que no pudieron acudir al Congreso.
Este importante evento cultural antifascista, en el que tomó parte Ernst Busch, fue todo un ejemplo del compromiso de los intelectuales con el antifascismo y la causa republicana. Escribe la autora anterior (Cañadas García, 2010):
Hicieron hincapié en el ejemplo de unión internacional que representaban las Brigadas, la unidad y coraje del ejército popular español surgido prácticamente de la nada, con hombres poco o nada preparados para la guerra y la necesidad, como afirmaba Ludwig Renn, de haber “dejado la pluma porque no queríamos escribir historia, sino hacer historia". Animaba a algunos del siguiente modo “ya que nosotros no tenemos tiempo de escribir en las trincheras [...] combatid con la pluma, con la palabra, con vuestras posibilidades, pero combatid". (Ludwig Renn). Mijail Koltzov, de la delegación soviética, ponía de ejemplo al propio Renn cuando decía “Ludwig Renn ha marchado en guerra [...] conduciéndolos [a los combatientes] con un lápiz en la mano”.

Llegado a España, Ernst Busch empezó a escribir e interpretar canciones propias, como la que hizo sobre su compañero Hans Beimler (que finalmente resultó muerto en el frente de Madrid.

Precisamente, una de las aportaciones de Ernst Busch que ha quedado para la Historia, tiene que ver con el campo de la musicología, del patrimonio musical. Busch fue uno de los recopiladores de las canciones que cantaban los milicianos, tanto españoles como brigadistas, en diferentes idiomas (en este sentido realizó una labor semejante a la que llevó a cabo el norteamericano Pete Seeger). Recorrió multitud de ciudades y pueblos españoles con un coro brigadistas e instrumentistas. Por un lado recopilaba lo que iba encontrando, pero por otro -su misión principal- organizaba espectáculos públicos para la difusión de este cancionero español e internacional, de contenido antifascista y revolucionario. Tales espectáculos "consistían en una mezcla de música, poesía, discursos, literatura y danza" (Pérez López, 2012), realizando así una importante labor para elevar la moral de los combatientes y fortalecer los ideales por los que luchaban.

Por otra parte, la radio había experimentado ya una extraordinaria difusión en aquella época. Fue ampliamente utilizada con el mismo propósito anterior y sirvió para la divulgación de este cancionero, dirigido tanto a los combatientes españoles como a los brigadistas. Para ello, Ernst Busch grabó un grupo de canciones en Barcelona en 1937, muy popularizado por Radio Madrid y Radio Barcelona. En 1940 se reeditaría en New York (por Keynote Recordings), el disco de Ernst Busch "Six Songs  for Democracy", grabándose también otros temas con algunos de los voluntarios norteamericanos que estuvieron en España, como Pete Seeger, Bess Lomax, Baldwin Hawes, Tom Glazer y, más tarde, Woody Guthrie o Paul Robeson entre otros (Labajo, 2011).

Una joya del coleccionismo: ejemplares del disco grabado por Busch
 en Barcelona en 1937.

Una grabación musical mítica e histórica:
Lied der Internationalen Brigaden, cantado por Ernst Busch.

Reproducimos la letra de Lied der Internationalen Brigaden, tomada del artículo de Anna Rossell (Rossell, 2009:14):

Nacidos en país lejano,
No trajimos sino odio en el corazón.
Pero no hemos perdido nuestra patria,
Nuestra patria está ahora aquí en Madrid.
Nuestros hermanos de España están en la barricada.
Nuestros hermanos son el campesino y el proletario.
              ¡Adelante, Brigada Internacional!
              ¡Arriba la bandera de la solidaridad!

Con la libertad de España está en juego nuestro honor.
Nuestro corazón es internacional.
¡Expulsad a los legionarios extranjeros!
¡Arrojad al mar al general de los bandidos! 
El soñaba que sus tropas desfilarían por Madrid,
Pero nosotros ya estábamos allí; llegó demasiado tarde. 
              ¡Adelante, Brigada Internacional!
              ¡Arriba la bandera de la solidaridad!

Con armas, bombas y granadas
Eliminaremos a la sabandija.
¡Liberemos la tierra de bandidos y piratas,
Hermanos españoles, pues la tierra os pertenece!
¡Que no haya piedad con esa chusma fascista!
¡Que no haya piedad con el perro que nos traiciona!
              ¡Adelante, Brigada Internacional!
              ¡Arriba la bandera de la solidaridad!


Tras tener que dejar España en 1938, Busch se traladó a vivir a Bélgica. Con la invasión alemana, es arrestado por el régimen de Vichy, e internado inicialmente en el campo de Gurs, en el sur de Francia. Más tarde fue entregado a la Gestapo y trasladado a Berlín; aunque consiguió evitar la pena de muerte, fue condenado a pena de prisión, que cumplió en Moabit.

Al acabar la II Guerra Mundial, Busch se unió al Partido Comunista de Alemania (KPD, Kommunistische Partei Deutschlands) y se estableció en el Berlín de la Alemania Democrática, donde trabaja con Bertolt Brecht y Erwin Piscator en el “Berliner Ensemble”, convirtiéndose en uno de los estandartes de la RDA. 

Como actor, es recordado por su interpretación en "Galileo"haciendo de Galileo, en el drama de Brecht; su participación en el estreno alemán de "El círculo de tiza caucasiano"  del mismo autor, haciendo de Azdak; haciendo de cocinero en “Madre coraje y sus hijos”; en el papel de Yago en "Otelo", de Shakespeare... También es recordado como cantante,  por sus apasionadas grabaciones de canciones obreristas, algunas compuestas por el destacado Hanns Eisler. Cabe resaltar su grabación de Die Moorsoldaten, considerado el himno de la Resistencia.


                                                       Die Moorsoldaten (en alemán), Ernst Busch y coro
de la XI Brigada Internacional, 1937.
Accede desde aquí a la letra en alemán y castellano

Para quienes busquen su currículum detallado, pueden consultar  en la web www.ernst-busch.net


Ernst Busch, en el papel
 de Galileo (1957)
Ernst Busch, en el papel de
  Mefistófeles (1954)

Bush dejó un amplio repertorio, cantando y recitando a Brecht, Tucholsky, Villon, Lenz, Goethe, Kästner… pero lo que en este contexto más nos puede interesar son los cancioneros -Liederbücher-, con sus Canciones de las Brigadas Internacionales, que antes mencionamos.

Ernst Busch muere en Berlín el 8 de junio de 1980, habiendo pasado los últimos años de su vida, debido a una creciente demencia, internado en un Psiquiátrico de Bernburg, de donde había intentado fugarse varias veces.

De entre la extensa bibliografía sobre la vida y obra de este gran y polémico artista, quisiéramos resaltar la biografía de Jochen Voit: Er rührte an den Schlaf der Welt. Ernst Busch. Die Biografie, Aufbau Verlag, Berlin 2010 (Llegó a conmover el sueño de este mundo. Ernst Busch. La biografía. Editorial Aufbau, Berlín, 2010), que nos refiere Die revolutionäre Vortragskunst des Barrikaden-Taubers  o sea el arte de interpretación revolucionaria de este “Tauber de las barricadas”, en alusión al tenor austriaco Richard Tauber.

Empecemos por el final, su funeral, en el que encontramos a varios representantes oficiales. Se escuchan la marcha fúnebre “Víctimas inmortales” y, cómo no, "La Internacional". Y ¿Quién canta? Desde luego, él mismo.
Wenn das Eisen mich mäht,
Wenn mein Atem vergeht,
Sollt stumm unterm Rasen mich breiten.
Mein Gott. 
Si la bala me da,
si mi vida se va,
bajadme, callados
 a la tierra.
¡Dios mío!
También hubiesen podido seguir con las siguientes estrofas, muy de acuerdo con la filosofía de vida que tuvo Busch:
Laßt das Wortegespiel

war kein Held der da fiel

war ein Opfer vergangener Zeiten.

Es war einer der nie
nach Völkermord schrie

war ein Bürger kommender Zeiten. 
Las palabras dejad,
es inútil hablar, 
ningún héroe
 es el caído.


De tiempos futuros
será forjador,
ansiaba la paz, 
no la guerra.
Ernst Bussh con su última
 esposa (Irene), en 1977
Busch era un agitador importante y muy convencido de su causa.

El comunista Busch se vio implicado en la controversia entre las ideologías políticas en el “Siglo de los extremos” y “cambió de país con más frecuencia que de calzado”, como lo formula Bertolt Brecht en uno de sus poemas.

Muchos años en fuga, muchos otros encarcelado, llegó a conocer la sombra, la parte oscura del Tercer Reich. A su primera esposa Eva que, a su vez, pasó muchos años de su vida internada en el campo de concentración de Ravensbrück, se le atribuyen estas palabras:
Wer nicht im KZ war, kennt die Deutschen nicht.
(Quien no haya pasado por un campo de concentración, no conoce a los alemanes).
La alusión al tenor Richard Tauber se la gana Busch por su impactante y único modo de recitar, que le convierte en ídolo de su tiempo. No pocos refieren haberse pasado al marxismo tras haberle escuchado cantar. Su amigo Hanns Eisler considera que “tiene todos los atributos no sólo para ser un gran artista, sino también un gran tribuno del pueblo”.

Sus admiradores le consideran un “cantante proletario”A pesar de algunas críticas del biógrafo Voit, justificadas o no, las canciones de Busch de la Guerra Civil están entre sus éxitos más grandes, sobre todo “Spaniens Himmel breitet seine Sterne” (La Columna o el Batallón Thälmann):
Spaniens Himmel breitet seine Sterne Über unsre Schützengräben aus. Und der Morgen grüßt schon aus der Ferne, Bald geht es zu neuem Kampf hinaus. Die Heimat ist weit, Doch wir sind bereit. Wir kämpfen und siegen Für Dich: Freiheit! 
Dem Faschisten werden wir nicht weichen, Schickt er auch die Kugeln hageldicht. Mit uns stehn Kameraden ohnegleichen, Und ein Rückwärts gibt es für uns nicht. Die Heimat ist weit,  Doch wir sind bereit. Wir kämpfen und siegen Für Dich: Freiheit! 
Rührt die Trommel! Fällt die Bajonette! Vorwärts, marsch! Der Sieg ist unser Lohn! Mit der Freiheitsfahne brecht die Kette! Auf zum Kampf, das Thälmann-Bataillon. Die Heimat ist weit, Doch wir sind bereit. Wir kämpfen und siegen (spätere Fassung: "Wir kämpfen und sterben") Für Dich: Freiheit!
Letra en alemán: Gudrun Kabisch
Música: Paul Dessau



Die Thälmann-Kolonne. Spaniens Himmel breitet seine Sterne.

El cielo de España extiende sus estrellas
sobre nuestras trincheras.
Y la mañana ya nos saluda a lo lejos
anunciándonos la nueva batalla.

La patria está lejos,
pero estamos preparados.
Luchamos y venceremos
por ti: ¡Libertad!

Ni un palmo de terreno cederemos a los fascistas,
aunque sus balas caen como granizo;
con nosotros están camaradas sin igual
y para nosotros no existe la retirada.

La patria esta lejos,
pero estamos preparados.
Luchamos y venceremos
por ti: ¡Libertad!

¡Suene el tambor! ¡Calad las bayonetas!
¡Adelante, marchad! ¡La victoria es nuestra recompensa!
¡Con las banderas de la libertad, romperemos las cadenas!
A la lucha, el Batallón Thälmann.

La patria esta lejos,
pero estamos preparados.
Luchamos y venceremos
por ti: ¡Libertad!

En una versión posterior leemos:

Luchamos y morimos
por ti: ¡Libertad!

…. Pensaban vencer, pero murieron.


Referencias y fuentes:


Entradas del blog relacionadas

A) 14 de Abril, Brigadas Internacionales, Día de la República, republicanismo en España:
B) Otras relacionadas
C) Sobre la monarquía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ROGAMOS QUE LOS COMENTARIOS SE AJUSTEN AL TEMA TRATADO. En la pág. FAQ (ver pestaña "FAQ" en el menú superior), en el punto 6 encontrarás las normas y criterios de aplicación para la publicación de comentarios. Subrayamos especialmente: no se aceptan comentarios que supongan una expresión de machismo, misoginia, sexismo, homofobia, racismo o xenofobia, y tampoco comentarios que supongan una apología, directa o indirecta, del fascismo en cualquiera de sus variantes.
Para contactar con el blog por otras cuestiones, más abajo figura una dirección de e-mail en formato de imagen.