Aclaración importante

ACLARACIÓN. El blogdelviejotopo no está relacionado con la revista El Viejo Topo. Pese a utilizar también la metáfora "viejo topo" en el nombre, el blog es completamente ajeno a la revista, cuya dirección es www.­elviejotopo.­com / Sobre el significado del término "viejo topo" en la tradición marxista, consúltese http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2013/06/el-termino-viejo-topo-en-la-tradicion.html

domingo, 18 de septiembre de 2016

Elecciones gallegas. Radiografía de En Marea: perfiles políticos y socioprofesionales.



Acto electoral de En Marea en Pontevedra, 18-9-2016. Errejón abrazándose con Luis Villares. El magistrado Luis Villares es el candidato de En Marea a la Presidencia de la Xunta de Galicia. Fue elegido por las cúpulas políticas de los partidos reunidas en la trastienda, sin consulta ni participación alguna de afiliados y simpatizantes: una imposición de las cúpulas al margen de cualquier procedimiento democrático. La "nueva política" cada vez se parece más a la política de siempre.


El próximo 25 de septiembre se celebran elecciones al Parlamento Galego. Se elegirán los 75 diputados autonómicos que renovarán la Cámara (25, 14, 14 y 22 escaños por las circunscripciones de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra respectivamente). 

La deriva ciudadanista actual de los partidos que tradicionalmente representan a la clase trabajadora en Galicia y en el resto del Estado, nos anima a diseccionar y analizar qué es lo que pasa con el partido instrumental En Marea. En esta ocasión nos hemos planteado varias preguntas de fondo: 
  1. Los candidatos de En Marea,  ¿representan la realidad de la clase trabajadora gallega, o tan solo representan la realidad de un sector concreto de la misma? Si fuese lo segundo:
  2. ¿Cuáles son las características de ese sector concreto?
  3. ¿Cabe inferir la existencia de un cierto elitismo y paternalismo sociales a partir de lo anterior?
  4. Teniendo en cuenta el peso del sector agropecuario y pesquero, la candidatura de En Marea, ¿representa también la Galicia rural y marinera o tan solo la Galicia urbana?
  5. ¿Cómo condiciona la morfología de la candidatura, la posición ideológica frente al capitalismo y la respuesta que la clase trabajadora debe plantear a la burguesía?
Por supuesto, planteamos muchos más interrogantes. Pero los anteriores constituyen un buen punto de partida. Para encontrar las respuestas, hemos analizado el perfil de las candidaturas de En Marea a partir de una serie de candidatos con opciones de salir elegidos -ya sean muchas o casi ninguna opción-. 

Cuestión metodológica

Los partidos políticos cuando elaboran las listas electorales, saben que únicamente los puestos iniciales de la lista tienen posibilidades: es a lo que podríamos llamar la lista real. El resto son nombres de relleno, candidatos que figuran para hacer bulto y completar la lista, pero sin posibilidad alguna de salir elegidos. Esto provoca que pudiese haber (hipótesis) diferencias sustanciales entre los perfiles de los candidatos con alguna opción de ser electos, con los perfiles de aquellos otros que van de relleno. Para evitar este sesgo hipotético, en nuestro análisis sobre los perfiles de En Marea, partimos de lo que llamamos listas reales, aumentándolas hasta un número razonable.

¿Cómo establecer tales listas? Éstas podrían determinarse considerando el nº de diputados potenciales que las encuestas más favorables otorgan a En Marea. Ese número habría que incrementarlo teniendo en cuenta que a lo largo de la legislatura podrían cesar algunos candidatos electos y tomar el relevo los siguientes en la lista. En sentido estricto pero amplio, esto sería la "lista real". No obstante, hemos aumentado tales listas hasta prácticamente duplicarlas, aunque esto suponga considerar ya candidatos con nulas posibilidades de salir elegidos.

De esta forma, de las listas de los 105 candidatos de En Marea (75 más 20 suplentes), pasamos a considerar series formadas por los 14 primeros de A Coruña, 8 de Lugo, 8 de Ourense y 12 por Pontevedra (proporcional al nº de escaños que se eligen por circunscripción)En total hacen 42 candidatos cuyos perfiles hemos analizado.

Nota importante: si encuentras errores en los datos, mándanos un comentario indicándolo; en caso de que proceda la modificación de un dato, procederemos a subsanar el error.

*   *   *


Perfiles socioprofesionales de En Marea


Cuadro 1. En Marea: candidatos y perfiles socioprofesionales. 

Fijémonos primero en la variable estudios realizados. Conseguimos indagar el dato en 35 casos de los 42 considerados (es decir, de la lista hay 7 candidatos de los que no sabemos qué tipo de estudios tienen). Esto es lo que sale de esos 35 candidatos de los que sí conocemos el dato de la variable:

Cuadro 2. Nº de casos y porcentaje de candidatos con título universitario 

Es decir, de los datos conocidos, 34 son titulados universitarios y solo 1 carece de formación universitaria (26 poseen estudios universitarios superiores y 8 estudios universitarios medios). 

Esto significa la exclusión de trabajadores sin estudios universitarios. Llama la atención que esto encima sea considerado como un mérito por los seguidores de En Marea y Podemos, en lugar de un desmérito: tan siquiera llegan a ser conscientes del sesgo político que supone. Un simpatizante de Podemos me planteaba: "¿No puedes ser de izquierdas si tienes carrera? ¿No puedes ser candidato si tienes carrera? Siempre con lo mismo, empeñados en pintar gentes de izquierdas de 1ª y de 2ª. Huele a rancio y cansa más aún". Veamos...

Lo que no se da cuenta este podemita y aquellos que piensan como él, es que esto es precisamente lo que huele a "rancio", porque es lo que el PSOE ha hecho con la confección de sus listas toda la vida. Esto es una costumbre de la vieja política que tanto critica Podemos y sus satélites, pero que luego hacen exactamente lo mismo o más. En momento alguno estoy diciendo que no pueda haber universitarios en las listas. ¡Por supuesto que sí! Sería estúpido pensar que no pudiera haberlos. Pero una cosa es que A) pueda y deba haberlos, y otra que B) los candidatos solo puedan ser universitarios (algún no universitario que se les pueda colar). Estaréis de acuerdo en que entre A y B hay un abismo

Esto supone una forma de elitismo social, en tanto deja fuera a una buena parte de la clase trabajadora que no tiene un título universitario. Pero también supone un repugnante paternalismo: podríamos interpretar que solo si eres "estudiado" estás capacitado para representar a la clase trabajadora. No debemos caer en el disparate de pensar que solo si tienes estudios universitarios estás preparado políticamente: pasar por la universidad necesariamente no te hace tener más conciencia de clase trabajadora ni te capacita más para la lucha de clases contra el Capital.

Si pasamos al campo de actividad de los candidatos, los datos son todavía más significativos.

De 40 de los que tenemos datos, en 21 casos son funcionarios, la mayoría de ellos de nivel alto, un 52,5% de la lista. Si sumamos a estos los  técnicos superiores que figuran, el grupo que encajarían en las llamas "profesionales liberales" y los propietarios de PYMES, nos sale la cifra de 32 casos en total (de los 40 de los que conocemos la variable), es decir, un 80% de los candidatosQuedaría un 20% restante, de un grupo formado por dos trabajadores en paro, un comercial, dos investigadores de universidad, un informático que hace años que vive de la política, el propietario de una explotación hortícola y alguien que "trabaja en el turismo" (no sabemos en qué).

Esto permite afirmar que la situación de los candidatos de En Marea está muy lejos de la que vive la mayoría de la clase trabajadora. No representa, en absoluto, la dramática realidad que azota la vida de la mayor parte de los trabajadores y trabajadoras, ya que no sufren de manera especial los mordiscos de la crisis sistémica, del capitalismo en otras palabras. Son esa "clase media" de la que hablan los sociólogos y politólogos del establishment, relativamente acomodada al menos en comparación con la realidad de la mayor parte de la clase trabajadora (entrecomillo "clase media" porque no es una categoría que comparta para analizar la estratificación social, pero su uso está muy extendido y valga como licencia para entendernos).

Antes mencionaba que estas pautas han sido muy características del PSOE desde la Transición. Y tiene su trascendencia. En tanto que los puestos de responsabilidad política y los cargos quedan manos de este sector social, es muy difícil que la posición ideológica marcada sea de confrontación abierta con el capitalismo, porque en el fondo la mayor parte de esa "clase media" a lo que aspira es a que regrese el capitalismo feliz. La dominación de ese sector en la izquierda, es uno de los factores (uno entre otros) que debemos tener en cuenta para comprender la configuración ideológica de la autodenominada "izquierda". Lo cual no quiere decir, por supuesto, que no pueda haber personas muy anticapitalistas en ese sector social (claro que las hay); no pretendo incurrir en el maximalismo, pero es obvio que -al menos potencialmente- el que más sufre el capitalismo es el que tiene más razones para luchar contra él.

Alguno podrá decirme: todos necesarios. Esto es innegable. El problema es que siendo todos necesarios, dejamos fuera a la mayor parte. Es decir, los mecanismos que rigen la carrera política, el acceso a cargos y liderazgos políticos, son portadores de un sesgo de exclusión de una buena parte de la clase trabajadora. Y aunque estamos focalizando el problema en el partido En Marea, podríamos plantearnos si acaso esto no es un problema de la izquierda en general. El PCP (Partido Comunista de Portugal) hace ya mucho tiempo que vio este problema y supo resolverlo.

Tejido social rural vs tejido social urbano

Dado el peso que la economía agropecuaria tiene en Galicia, nos pareció oportuno considerar esta variable. De los 42 candidatos considerados, recopilamos datos de 41 en relación con la variable rural/urbano. Nos interesaba saber en qué grado la Galicia rural está tan representada como la Galicia urbana en las candidaturas de En Marea, pero no solo por el lugar de nacimiento y más frecuente a lo largo de la vida de un candidato (lo que en términos sociológicos se traduciría en una socialización en medio rural o medio urbano), sino también por su vinculación o no con el sector agropecuario. Los datos de conjunto son los siguientes:

Cuadro 3. En Marea, representación del tejido social urbano y rural. Datos globales. 

El único candidato que tiene una relación directa con el tejido rural, es Antón Sánchez García, que posee una explotación hortícola. Luego aparecen ocho que aunque tengan relación con esa Galicia rural y vivan en ella, su actividad profesional no tiene conexión con el sector agropecuario.

Básicamente podemos concluir que En Marea es una apuesta política de la Galicia urbana, de gallegos sobre todo urbanitas. Hay quien apunta a que En Marea renuncia de antemano al voto rural para centrarse en el voto urbano. Pudiera ser, pero en cualquier caso el gobierno de la Xunta pasa por abrir brecha en el voto rural. Ese carácter urbanita de En Marea deja el monopolio del voto rural al PP, solo roto por el PSOE en la montaña lucense y en algunas zonas de Ourense y por el BNG en concellos rurales en los que tiene una cierta implantación.

La Galicia por excelencia, esa Galicia rural y marinera también, no aparece representada en el partido mareante. Choca que Villares, el candidato de En Marea, lance un mensaje como el siguiente:


Tan "abandonado" está "el rural" y tan "discriminado según donde vivimos", como dice el candidato mareante, que su partido discrimina y abandona ese rural que dice que va a defender. Y es que En Marea es sinónimo de incoherencia.


Partidos detrás de la telaraña de listas

En las mareas básicamente son los propios partidos quienes están detrás, ya sea a través de sus militantes o a través de afines sin carnet. No dejan de ser una máscara para transmitir una imagen no partidista, independiente de los partidos políticos, en los que supuestamente los "ciudadanos" tienen la voz, pero que al mismo tiempo resultan cerrados y opacos, manejados por un reducido número de personas. Este esfuerzo por esconder la marca de los partidos es una constante en la dinámica política de En Marea. Pero a la hora de la verdad son los partidos los que cortan el jamón. Evidentemente hay independientes, personas que tan siquiera muestran una afinidad determinada por una organización u otra y que llegan atraídos por el engaño de la participación; pero tales personas, aunque se organicen en listas apenas tienen posibilidades frente a las listas impulsadas por los partidos, precisamente porque no tienen un aparato político detrás y no disponen de una masa de seguidores que votan disciplinadamente en función de las instrucciones recibidas.

Los procedimientos de participación telemática han permitido además el fraude frecuente. Si el PP se ha caracterizado siempre por el carreto de votos que decimos en Galicia, los partidos de En Marea han realizado un verdadero carreto de DNIs para que una misma persona pueda votar una lista u otra en nombre de familiares y amigos, desde la tranquilidad que daba hacerlo desde el ordenador de casa.

Hay que sumar a lo anterior el chapucero y bananero sistema de doble censo. Primero votaron todos excepto los afiliados y simpatizantes de Podemos, a partir de un censo establecido de antemano. Todavía no se sabía si Podemos se integraría o no. Posteriormente, cuando Podemos decidió sumarse a En Marea, organizó una votación paralela con su propio censo, distinto al anterior. Kafkiano pero cierto. Finalmente, en los despachos y en un intercambio de cromos, se intercalaron candidatos para elaborar la lista definitiva. Posiblemente en Botsuana habrían sido más serios, transparentes y rigurosos. A tener en cuenta también que el candidato a la Xunta, Luis Villares, no fue elegido por las bases, no es producto de un proceso electivo y participativo del que tanto presumen Podemos y los partidos podemizados, sino que fue elegido e impuesto por las cúpulas políticas desde la trastienda: es decir, lo de toda la vida. Sin olvidar, por último, que todos estos procedimientos telemáticos pasan por alto la existencia de la llamada brecha digital (tanto la real como la funcional), y que deja fuera a una parte importante de la población; en cualquier caso es coherente con el carácter discriminatorio y excluyente que acompaña al perfil del partido En Marea.
.
Cuadro 4. En Marea: listas representadas en las candidaturas y partidos que están detrás de las mismas.

Filiación política y pasados políticos

Cuadro 5. En Marea: candidatos, partidos de pertenencia y pasado político.

A grandes rasgos, una parte significativa de los candidatos pasaron por el BNG en algún momento. Quien más ha salido beneficiado de la palleirada, ha sido Podemos; a pesar de su débil implantación política en Galicia, el partido de Pablo Iglesias aparece muy sobredimensionado. Anova sería la segunda fuerza que más tajada saca, mientras que Esquerda Unida (EU), liderada por Yolanda Díaz, es sin duda la gran perdedora, lo que ha provocado comentarios del tipo EU está trabajando para el inglés. Es difícil de entender que militantes del PCG como Fajardo o Carlos Miguélez hayan sido relegados a puestos sin posibilidades; las malas lenguas rumorean que la cúpula de EU está ya más preocupada por Podemos que por lo propio.

Podemos y sus socios gallegos acostumbran a criticar la "vieja política" y a presentarse como lo "nuevo". En el fondo, esa "nueva política" es la de toda la vida, el mismo contenido pero con un envase diferente por exigencias del marketing.

En siguientes entradas, abordaremos perfiles políticos de algunos candidatos, como Xoan Hermida, Francisco Pancho, Víctor Andrés Álvarez Arias y algún otro.


Pulsa en los enlaces para acceder a las entradas que desarrollan el apartado de perfil político de los candidatos de En Marea:
Otras entradas relacionadas en el blog

11 comentarios:

  1. Esta entrada me ha generado una duda. En el caso de que un candidato o ya diputado electo, deje su puesto por el motivo que fuera. ¿Entra el siguiente en la lista o el reserva? ¿Hay alguna regulación al respecto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me has hecho dudar también. Diría que si hay una renuncia, el acta de diputado pasa al siguiente de la lista y no al suplente. Entiendo que los suplentes entran si se acaba toda la lista. Lo digo porque cuando en la legislatura que ahora termina, el diputado de AGE y Anova David Fernández tuvo que cesar por incompatibilidad, el escaño lo ocupó la que iba a continuación, Carmen Iglesias de Esquerda Unida. David Fernández iba de nº 1 y Carmen Iglesias de nº 2. Lo recuerdo por el follón que se montó, porque la dirección de EU quería que Carmen Iglesias renunciase para que el escaño fuese para Iolanda Pérez Docampo, que era la nº 3 de la lista (también de Anova como David Fernández).

      Eliminar
    2. Creo que la respuesta es que los diputados suplentes sirven para antes de las elecciones.
      Me explico. Desde que se publican las listas hasta que se hacen las elecciones puedin ocurrir cosas como el fallecimiento de un candidato no suplente. Entonces entra el primer suplente en la lista oficial.
      Otra cosa es cuando se ha votado. Desde ese momento los suplentes han desaparecido. Si un elegido dimite, fallece o queda imposibilitado, pasa a ocupar su lugar el siguiente en la lista, pero de los que estaban en la lista sin suplentes el momento inmediato al fin de la elección.

      Eliminar
    3. Es como indica Manuel García. Después, lo que dice la ley electoral.

      Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General.

      Artículo 164

      1. En caso de fallecimiento, incapacidad o renuncia de un Diputado, el escaño será atribuido al candidato o, en su caso, al suplente, de la misma lista a quien corresponda, atendiendo a su orden de colocación.

      También hay una Ley electoral gallega (Ley 8/1985, de 13 de agosto, de elecciones al Parlamento de Galicia) pero no creo que llegue a este detalle, siendo la ley de más rango la que se utiliza como derecho supletorio.

      Eliminar
  2. Maribel la número 4 de Lugo era de Esperta Monforte, nos hizo la puñeta a los que éramos de EU, no quiso saber nada de confluencia, permitía la triple militancia, y cuando En Marea no quiso saber nada porque decían que Esperta era un fenómeno local y no debía meterse allende el valle. Luego en una reunión en Lugo fue sin avisar a súa compañeros siendo aún concejal por Esperta Monforte y se reunió con Villares, et voilá, entro en las listas. Aviso días después en correo a sus "compañeros" dejando a Esperta Monforte sin relevo en el concello y con el cuño al.aire

    ResponderEliminar
  3. En el pasado político de Antón Sanchez falta su militancia en Esquerda Unida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Estuvo en EU?
      Posiblemente haya más errores o cosas por añadir. Le daremos un repaso en un par de días a medida que nos vayan contando. A ver si puedes confirmarnos lo que dices

      Eliminar
    2. Sí, en 1995 militaba en EU-EG en Sada.

      Eliminar
    3. Gracias. Modificaré el cuadro cuando tenga un momento

      Eliminar
  4. Respecto a Antón Sánchez, numero uno de la Marea por Coruña, en realidad, lo de explotación hortícola es vulgaris sociedad capitalista, en la que, eso sí, explotaba a los que en realidad realizaban el trabajo cada día, y a cuya costa se pagaban los créditos e hipotecas. Este era el socio capitalista de mi frutera, a la pobre no le quedaba apenas dinero para subsistir después de trabajar de sol a sol, tanto ella como su marido, para sacar adelante la Frutería sin ninguna colaboración o aportación de ningún tipo de su socio, de lo que se quejaba amargamente a todo el que la quería escuchar.
    ¿Eso es coherencia en un aspirante a cargo publico? Estos son los sistémicos antisistema.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Yo que no soy gallego ni estoy especialmente informado de lo que por allí sucede (agradezco los esfuerzos que en ese sentido se hacen en esta bitácora) en lo que se llama 'política', leyendo esta entrada llego a una conclusión: lo mismo que en todos los sitios. Oportunistas, medradores, intereses personales, desideologización, defensa del sistema, donde dije digo ahora es diego y detrás de mí el diluvio. Listos a mogollón y a ver si pillo lo mío que ya va siendo hora de que nosotros (es decir, yo) mandemos algo.

    ResponderEliminar

ROGAMOS QUE LOS COMENTARIOS SE AJUSTEN AL TEMA TRATADO. En la pág. FAQ (ver pestaña "FAQ" en el menú superior), en el punto 6 encontrarás las normas y criterios de aplicación para la publicación de comentarios. Subrayamos especialmente: no se aceptan comentarios que supongan una expresión de machismo, misoginia, sexismo, homofobia, racismo o xenofobia, y tampoco comentarios que supongan una apología, directa o indirecta, del fascismo en cualquiera de sus variantes.
Para contactar con el blog por otras cuestiones, más abajo figura una dirección de e-mail en formato de imagen.