Aclaración importante

ACLARACIÓN. El blogdelviejotopo no está relacionado con la revista El Viejo Topo. Pese a utilizar también la metáfora "viejo topo" en el nombre, el blog es completamente ajeno a la revista, cuya dirección es www.­elviejotopo.­com / Sobre el significado del término "viejo topo" en la tradición marxista, consúltese http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2013/06/el-termino-viejo-topo-en-la-tradicion.html

jueves, 1 de diciembre de 2016

Cubanos, queridos cubanos. Mi recuerdo personal de los brigadistas cubanos en Mozambique y Timor.



Médicas cubanas en Mozambique, con la población de una aldea. Autora foto: Yudy Castro Morales


"Cuba tiene una gran cantidad de médicos por todo el mundo, cuando las potencias económicas utilizan sus recursos para otros fines" (José Manuel Ramos-Horta, ex-Presidente de Timor Oriental y Premio Nobel de la Paz)



La primera vez que tuve el honor de conocer la inmensa labor realizada por los maestros y médicos cubanos en países en donde se les necesitaba, fue en Mozambique. A menudo traté con ellos. Buena gente. Personas entrañables, a los que resultaba fácil querer. Y excelentes profesionales. Una experta europea en Educación destinada en Mozambique, y que era más bien de ideas políticas conservadoras, en una ocasión me decía que la UNESCO consideraba que el método de alfabetización cubano era con diferencia el mejor del mundo, y además especialmente apto para el Tercer Mundo; doy fe de ello. 

Fue en Mozambique donde por primera vez fui consciente de una injusticia imperdonable. Los países ricos desarrollaban su "industria de la solidaridad" por todo el Tercer Mundo (cooperación internacional al desarrollo). En cualquier foro internacional se hablaba de proyectos de cooperación, de ONGs, de agencias estatales de cooperación, de iniciativas vendidas como éxitos aunque en realidad escondiesen rotundos fracasos; de intervenciones que en el fondo actuaban como facilitadoras para la penetración de relaciones capitalistas de producción en la periferia; de proyectos millonarios que acababan llenando los bolsillos de élites políticas corruptas, con el consentimiento de los países donantes de la ayuda... Pero nadie, ninguna ONG, ninguna agencia para el desarrollo, ningún organismo internacional, ningún experto en cooperación.... tenía la decencia de mencionar -aunque fuese hacer únicamente una miserable mención- a la mayor cooperación internacional al desarrollo existente en el mundo y además la más exitosa y eficaz: la cooperación cubana. Era tabú mencionarla. (Como también se ha silenciado siempre, cuando se narra la historia de la cooperación internacional al desarrollo, aquella otra que fue pionera y que constituyó el mayor esfuerzo histórico de cooperación solidaria entre pueblos: el COMECONConsejo de Ayuda Mutua Económica creado por los países socialistas, gracias al cual países sin recursos naturales tenían acceso a los recursos de otros países que sí disponían de ellos, y que no podrían obtener si tuviesen que conseguirlos a precios de mercado capitalista).

La relación del cubano con el mozambicano es especial. Hay quien dice que es un temperamento parecido y que Mozambique es el Caribe de África. Imagino que tiene algo de exageración, aunque posiblemente también tenga algo de verdad. Durante el período socialista, coincidente con la guerra civil contra la RENAMO, el gobierno del FRELIMO envió a países socialistas a muchos mozambicanos a recibir entrenamiento militar y formación política (en realidad esto comenzó antes de la independencia, durante la lucha contra el colonialismo portugués, cuando el FRELIMO tenía sus bases guerrilleras en Tanzania). Por ello, muy a menudo y durante unos años, tuve la ocasión de conversar con personas que habían ido a los países socialistas. Y a menudo les preguntaba por sus recuerdos, cómo se habían adaptado, por sus relaciones con la población de tales países, si estaban contentos o no, etc. La mayoría de los que conocía habían estado bien en la URSS o bien en la RDA o en Cuba. El mozambicano enviado a formarse nunca se adaptó a la URSS o a la RDA y rara vez sintonizó con rusos y alemanes. No deja de ser comprensible, por las diferencias de clima, temperamento e idioma. Pero en el caso de Cuba era diferente y todos aquellos con los que pude hablar expresaban un recuerdo entrañable, feliz y positivo: "estábamos como en casa", me decía un ex-oficial del ejército. También recuerdo que todos me insistían en una valoración personal: "los cubanos no son racistas". El mozambicano es muy sensible al racismo, incluso hasta diría que incurre en la exageración a veces. Pero, con Cuba, ¡era otra cosa!

Posteriormente, volví a encontrarme con maestros y médicos cubanos en un rincón del mundo muy alejado de Mozambique: Timor Oriental (Timor Leste en portugués, o Timor Lorosae, en tetum). En Timor tuve un trato mucho más estrecho con ellos. Prácticamente toda la asistencia médica en Timor Leste era cubana. Creo recordar que en el país había cuatro o cinco médicos que ejercían la medicina de pago de forma particular o privada, con unas tarifas solo al alcance de los más ricos. Cuando Timor se convirtió en estado independiente de Indonesia (año 2002), en tiempo récord Cuba trasladó a la isla a toda una legión de médicos para crear la única asistencia sanitaria con la que pudo contar la población. Llegué por primera vez a Timor en 2006 y me resultaba extraño acudir al Hospital Nacional Guido Valadares en Dili, y escuchar por todas las esquinas el idioma español. Todos eran médicos y médicas cubanas, a los que debo agradecer haberme curado en más de una ocasión de problemas de salud, y además sin tener que pagar nada.

Sin embargo, la asistencia sanitaria cubana en Timor no se limitó a la capital, sino que se extendió a todo el país. A veces llegábamos a los distritos de montaña, sitios donde ningún occidental querría vivir por nada del mundo, debido a la dureza de las condiciones de vida. Pero allí encontrábamos siempre una brigada de médicos cubanos, atendiendo un dispensario. Estamos hablando de campesinos sin posibilidad alguna de recibir asistencia médica en sus aldeas perdidas en las montañas, pero allí estaban para darles esa asistencia los médicos cubanos. De ahí que a esos brigadistas cubanos los viese como héroes. Y a la cabeza de esos héroes, el mayor de todos, el que hizo posible semejante solidaridad internacionalista sin parangón en la historia de la Humanidad: el Comandante Fidel

Cuba, una isla caribeña, no solo cubrió las necesidades médicas de Timor Oriental, otra pequeña isla en el otro extremo del mundo. Los cubanos comenzaron a trasladar a jóvenes timorenses a estudiar Medicina a Cuba. ¡Y a estudiar de manera gratuita, becados! Fueron cientos de estudiantes timorenses durante varios años, hasta completar el millar. La cooperación cubana lo tenía muy claro: no se trata solo de dar asistencia sanitaria, sino que es preciso que Timor contase con sus propios médicos, para que algún día ya no dependiesen de nadie. Ninguna otra cooperación al desarrollo ha hecho eso jamás; ninguna ayuda al desarrollo de los países ricos ha sabido aportar un plan tan ambicioso para solucionar los problemas de asistencia sanitaria de un país como Timor. Pero hubo más. Además de llevar a cientos de jóvenes timorenses a estudiar a Cuba (finalmente, un millar), la cooperación cubana decidió que también debían de formarse en Timor, creando para ello una Facultad de Medicina en la UNTL (la universidad pública, Universidad Nacional de Timor Lororsae), desplazando a Timor a profesores de Medicina para impartir docencia. El ambicioso objetivo cubano-timorense era que en 2015, Timor Leste tuviese más médicos por habitante que cualquier otro país del sudeste asiático.


Facultad de Medicina creada por la cooperación cubana en Timor Oriental. Universidade Nacional de Timor Lorosae.

Contaré una anécdota final. Cuando los jóvenes cubanos, estudiantes de Medicina en La Habana, comenzaron a regresar después de completar sus estudios, traían consigo la música y danzas caribeñas. Pusieron de moda la música de Cuba y sus bailes. Fue un éxito tremendo en poco tiempo. La Iglesia Católica, entonces, solicitó que se pusiera fin a la cooperación de Cuba, alegando que aquellos jóvenes en contacto con la cultura cubana, habían introducido en el país "músicas y danzas obscenas". El tema, por increíble que os pueda parecer, llegó a ser discutido en el Parlamento Nacional. Por suerte, el asunto acabó en nada.

Siempre me acompañará el recuerdo de aquellos médicos y maestros cubanos con los que tuve el honor de tratar en Mozambique y Timor. ¡Cubanos! ¡Queridos cubanos!

https://www.youtube.com/watch?v=eOLmUIGdYjE
Ceremonia de graduación de la primera promoción de médicos timorenses  (54 en total, chicos y chicas), formados totalmente en Timor Oriental, en la Facultad de Medicina creada por la cooperación cubana. UNTL, Universidade Nacional de Timor Lorosae. Noviembre de 2011.

https://www.youtube.com/watch?v=VRky8ARQIWU
La influencia cubana se ha dejado notar en la cantidad de jóvenes que son hispanoparlantes



Entradas recientes sobre Cuba

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ROGAMOS QUE LOS COMENTARIOS SE AJUSTEN AL TEMA TRATADO. En la pág. FAQ (ver pestaña "FAQ" en el menú superior), en el punto 6 encontrarás las normas y criterios de aplicación para la publicación de comentarios. Subrayamos especialmente: no se aceptan comentarios que supongan una expresión de machismo, misoginia, sexismo, homofobia, racismo o xenofobia, y tampoco comentarios que supongan una apología, directa o indirecta, del fascismo en cualquiera de sus variantes.
Para contactar con el blog por otras cuestiones, más abajo figura una dirección de e-mail en formato de imagen.