Aclaración importante

ACLARACIÓN. El blogdelviejotopo no está relacionado con la revista El Viejo Topo. Pese a utilizar también la metáfora "viejo topo" en el nombre, el blog es completamente ajeno a la revista, cuya dirección es www.­elviejotopo.­com / Sobre el significado del término "viejo topo" en la tradición marxista, consúltese http://blogdelviejotopo.blogspot.com.es/2013/06/el-termino-viejo-topo-en-la-tradicion.html

viernes, 2 de octubre de 2015

Mi valoración personal de la reunión del EEC (Espacio de Encuentro Comunista), del 26-S.



Imagen: Treptower Park (o Treptower Memorial) Berlín
Flickr Images of Communism




Lo que sigue es una valoración-reflexión muy personal y subjetiva de la reunión del EEC el pasado 26 de septiembre.

Encontrar lo que nos une

Acerca de los comunistas, alguien me decía hace poco: "camarada es la gente de tu partido; los demás solo son compañeros". ¿Será?

En absoluto estoy de acuerdo con esta lectura tan restrictiva que se me antoja corta de miras y que desde un malsano corporativismo de partido, desdibuja lo que significa la identidad política comunista. Hasta diría que es una valoración políticamente nociva. Para un comunista, "camarada" no solo es (o al menos no debiera ser) aquel que milita en su misma organización; también lo es el que, compartiendo el corpus de ideas básicas, milita en otras organizaciones o incluso no está integrado en partido alguno. A pesar de las contradicciones, enfrentamientos, fragmentaciones patológicas, fobias, desencuentros frecuentes, animadversiones enquistadas... entre los comunistas, existe una fraternidad básica que emerge de ideas compartidas (esfera racional) y de sentimientos profundos (esfera emotiva), y que conduce a identificarnos como fraternos cuando nos encontramos. Porque hasta sería contradictorio ser internacionalistas hasta la médula como somos, y a la vez no ser capaces de ver más allá del estrecho marco que circunscriben los partidos concretos por muy importantes y valiosos que sean algunos de estos.

Hago esta reflexión porque si alguno me pregunta por el EEC (Espacio de Encuentro Comunista) del pasado día 26 de septiembre, si tuviese que resumirlo yendo a la esencia, diría: nos hemos encontrado camaradas que se han reconocido como iguales entre sí, por encima de cualquier otra diferencia y circunstancia. ¿En serio os parece poco?

Aquellos que parecen abonados a la queja por la queja, a la permanente insatisfacción y que hasta se declaran en divorcio con su propia sombra cuando la contemplan, esto les parecerá poco, insignificante. Cuando publiqué la entrada "¿Por qué apoyo el encuentro comunista de Madrid?", alguien en un comentario despectivo se planteaba si esto iba de "Una asamblea amorfa, un simple espacio de debate, otro grupo de terapia psicológica al estilo de lo que fueron las asambleas del 15-M". No creo que la mayoría de los comunistas necesiten esa "terapia psicológica", entre otras cosas porque la fortaleza mental es un rasgo que les caracteriza; si acaso algunos necesitasen tal terapia (los menos) serían aquellos que son muy dados al 'yo tengo la verdad absoluta y todos los demás están equivocados', y cuya existencia transcurre focalizada más en el mundo onírico que en el mundo real. 

Sin embargo, una de los aspectos más notables del EEC es que todos tienen cabida en él, también estos últimos. Y para que esto resulte factible, todos deben hacer un esfuerzo por dejar el cuchillo en casa y asumir que encontrarse significa estar dispuestos a un diálogo honesto, sosegado y muy respetuoso, desde una voluntad de generosidad, escuchando a los demás e intentando comprender los puntos de vista de otros que a lo mejor no son los puntos de vista propios. Asumir esto conduce a que podamos encontrar lo que nos une, que es mucho más que lo que nos separa. Tal es la filosofía práctica que creo haber visto en la reunión del EEC y en la razón de ser de la iniciativa. Y a quien tenga la tentación de pensar que esto es poco, le pregunto: ¿cuándo se ha hecho algo así? Por ello me parece un planteamiento novedoso y necesario hoy más que nunca.

Como iniciativa abierta, lógicamente el EEC necesita ir ajustándose, perfilándose, tomando forma. Es posible que el que haya asistido haya percibido (quizás) el conjunto de intervenciones de los asistentes como una mezcolanza de ideas muy variadas y dispares, sin un hilo conductor sólido, con cierta ausencia de nitidez... Pero esto es precisamente una consecuencia del carácter abierto y una garantía de que el EEC irá tomando forma colectivamente, sin los clásicos personalismos que actúan desde trastiendas y escenarios opacos. En este sentido, a pesar del ruego inicial de que las intervenciones se ciñesen a los temas, habló el que quiso y expresó lo que consideró oportuno. De esta forma se pudo percibir el juego diverso de expectativas  y posicionamientos bastante variados. No deja de ser positivo y necesario, ya que en una primera reunión me parece importante que cada cual haya puesto sobre la mesa lo que piensa y espera, aunque en ocasiones haya quien se desvíe del punto a tratar .

El peso de Madrid

Siendo la reunión en Madrid, es lógico que se notase una fuerte presencia de militantes y ex-militantes madrileños. Lo cual no deja de ofrecer un cierto riesgo que estoy seguro que el EEC sabrá neutralizar. Madrid siempre ha sido muy importante para la izquierda, ya desde los tiempos de la Transición. Pero también desde siempre, la izquierda madrileña (hablo de izquierda en general) se ha caracterizado por vivir en el lío y conflicto crónico. Algunos de los problemas que afectaron y/o afectan a la izquierda madrileña es cierto que competen a todos y que trascienden el marco madrileño, pero hay otros muchos problemas que son estrictamente locales y que no deben de tener proyección sobre el conjunto. La expansión del EEC en otras comunidades debe evitar este sesgo madrileño y por lo que vi y escuché creo que hay conciencia y voluntad del EEC por impedir que se dé. [Nota autocrítica: es verdad que a los que somos de otras comunidades nos gusta hablar de los líos de Madrid y del "manicomio" político que a veces parece la izquierda madrileña desde la Transición. Pero también es vedad otra cosa: que en todas partes cuecen habas y que lo que criticamos a la izquierda madrileña se da también en otros muchos sitios sin que le otorguemos la misma atención.]

¿En búsqueda del partido perdido?

Entre las numerosas intervenciones, se escucharon algunas voces que lo que venían a expresar era la necesidad de construir un partido comunista, un planteamiento que me parece equívoco. Dos cosas sobre esto:

Por un lado, creo que el EEC ha dejado claro que la construcción de un partido no es el objetivo, como tampoco lo es presentarse a unas elecciones. En tanto que herramienta colectiva que sea capaz de articular a militantes y no militantes, el EEC no puede ser un partido. Así lo entendí y me parece muy correcto.

Por otro lado, entiendo que muchos camaradas tengan cierto sentimiento de orfandad de partido o que, simplemente, rechazando lo que hay, aspiren a formar parte de un partido que les convenza y que todavía no existe. Pero se llamarían a engaño si viesen en el EEC la posibilidad de satisfacer estas aspiraciones. Aunque el EEC deba afrontar ahora cómo resolver la forma de organizarse, el camino a construir no corresponde con lo que muchos de estos camaradas pueden estar esperando, de manera que es importante que comprendan que el EEC ni es (o no debiera ser) el sustituto ni del partido perdido ni del partido añorado o deseado. Esta cuestión me parece fundamental.

El EEC, ¿incompatible con la militancia en partidos? 

Ligado a lo anterior está la duda de si la pertenencia al EEC es compatible o no con la militancia en un partido determinado. De hecho hay personas que me lo preguntan. Después de la reunión del 26-S, entiendo que se ratifica la idea expresada en la convocatoria: el EEC está abierto a militantes y no militantes, ya que se pretende construir un marco integrador. Poco importa que se tenga un carnet o no. 

Sin embargo, observando que muchos de los asistentes eran o fueron hasta hace poco militantes (algunos seguimos siéndolo), me parece esencial tener muy en cuenta que cada uno de nosotros llega a título estrictamente personal. Nos encontramos personas, camaradas, que precisamente pensamos que para que tal encuentro sea factible debemos trascender el estricto y limitado marco corporativo de partido. Buscamos una herramienta más allá de los partidos y de la vida política centrada en dinámicas electorales. 

El difícil problema a resolver, un problema de todos.

Es obvio que un comunista aspira a construir una sociedad socialista. Por mucho que se maquille y ofrezca rostro seductor, rechazamos cualquier forma de capitalismo. Pero el gran problema a resolver es cómo hacerlo. Tenemos muy claro que nos encontramos en "A" y que queremos llegar a "B", pero nadie a día de hoy tiene una idea concreta de cómo llegar desde A hasta B; es decir, del camino a recorrer entre A y B. Y casi diría que afrontar este problema es la gran razón de ser del EEC, siendo un problema que debemos resolver colectivamente y que en absoluto resulta fácil.

El griego Antonis publicaba no hace mucho un artículo en leninreloaded.blogspot.pt y que publicamos traducido en el blog del viejo topo con el título "¿Qué es "la Izquierda"? Diez observaciones". Básicamente lo que plantea el autor es el callejón sin salida en el que se encuentra la izquierda: entre un reformismo fracasado que aunque se plantee ser transitivo (teóricas transiciones largas y muy lentas hacia el socialismo) lo cierto es que acaba fortaleciendo la maquinaria de dominación capitalista una y otra vez, y las dificultades aparentemente insalvables de operar una ruptura. ¡Difícil problema a resolver! En el fondo se trata de lo que decía más arriba: cómo trazar un camino concreto, creíble, empírico, verificable... entre A y B.

No es fácil saber cómo podemos romper ese nudo gordiano, cómo solucionar el problema. Ningún partido tiene la solución más allá del plano retórico. Pero de algo sí estoy seguro: solo colectivamente seremos capaces de encontrar una salida. Y ello requiere que previamente... ¡nos encontremos! Y es precisamente esto una de las mayores fortalezas potenciales que tiene el EEC. 

Profundizar en la cultura comunista

Hace poco, en "Contra la izquierda. La izquierda como problema de la izquierda", planteaba las carencias de la cultura política que nos caracteriza a los comunistas y a la izquierda en general. Una idea por muy buena que sea, al final el factor humano es el decisivo porque las ideas no se desarrollan solas.

Quizás por mi condición de antropólogo, la cuestión de la cultura política me interesa y preocupa especialmente. Necesitamos profundizar, pulir, mejorar, desarrollar... una cultura política acorde con la naturaleza anticapitalista de la izquierda comunista. Si somos sinceros, deberíamos reconocer que este factor falla una y otra vez, aunque luego nos guste culpar a otros de nuestros males.

Precisamente por lo que acabo de decir, creo que el EEC pudiera llegar a ser el germen de esa nueva cultura política que necesitamos (nueva no porque sea nueva, sino porque debe ser sustancialmente mejorada y desarrollada). En Madrid percibí pinceladas de esto, flashes de esas necesarias coordenadas en las que deben estar la cultura política comunista. Y aunque soy consciente de que muchos despreciarán esto que digo, estoy convencido de que precisamente tal debe ser el punto de partida (además, por supuesto, de un posicinamiento político básico y compartido).

Nico García Pedrajas, a quien me encantó conocer (lo mismo que al resto de los camaradas que no conocía), lo expresaba muy bien en "Una reflexión sobre la primera reunión del Espacio de encuentro comunista: No estamos solos":
la necesidad de recuperar la cultura de la colaboración entre camaradas. Estamos demasiado acostumbrados al recelo y la desconfianza y a ahondar en las diferencias en lugar de preocuparnos en lo que nos une.
*  *  *

Pretendía escribir una especie de crónica de la reunión del EEC. Me temo que me ha salido otra cosa distinta, un cuadro expresionista a base de pinceladas que vienen a expresar mi valoración pero sobre todo la reflexión que puedo realizar a raíz del encuentro del 26-S.

Sinceramente creo que necesitábamos algo así y ahora toca que el EEC vaya tomando forma y se vaya perfilando. Si somos capaces de cambiar el chip, de pensar y actuar desde esa cultura de la colaboración que menciona Nico, entonces estoy seguro que estaríamos comenzando a construir una poderosa herramienta de transformación.




___________


Valoraciones de otros asistentes:
Crónica oficial del encuentro y convocatoria previa:
Otros escritos relacionados en diferentes blogs:

7 comentarios:

  1. •Se precisa de EL PROYECTO (un proyecto bien definido como meta), quien lo lidere (un buen dictador en todo momento, al modo inca o también fascista −que no dudan en entregar el mando único al que consideren más capacitado de entre ellos- o mejor al noble modo romano, que nos saque de este marasmo) y gente capaz dispuesta a hacerlo cumplir (lugartenientes). Labor nada fácil. Para EL PROYECTO vean qué les puede ser útil de entre mis "Propuestas Políticas para la Construcción del Futuro" en mi "Guía Política Antifascista" aquí: http://goo.gl/t7z3Ke
    •Terminar con este estado de cosas en pro de ese otro que muchos vemos como deseable, no va a ser labor nada fácil. Para lo que pueda serviros, aunque proletario y con muy escasos recursos, contad conmigo.

    ResponderEliminar
  2. Ahí, ahí, a confluir sin importar el carnet, a lo coletas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿lo tuyo es de nacimiento o adquirido?

      Eliminar
  3. Uno de los objetivos de este encuentro debería ser o crear conciencia crítica y construir una especie de contra opinión a los grupos de presión constituidos para reforzar el actual neoliberalismo. Ya sé que la financiación, así como otros factores juegan en nuestra contra, pero tampoco veo claro quedarnos en una especie de Club de la izquierda marxista. No sé cómo darle forma a este tipo de organización, de alguna manera debemos ser capaces de crear opinión pública favorable a la idea comunista. Una de las claves del triunfo del capitalismo está basado en esos grupos de presión financiados por las grandes empresas, léase, FAES, circulo de empresarios, Instituto Juan Sebastián El Cano y un largo etc de Lobbys y demás sostenedores de los mercados y la globalización.

    ResponderEliminar
  4. •Importa tener claro que, desde el marco de las instituciones fascistas (perdón: burguesas) y sus reglas, no cabe superar el orden de cosas por ellos establecidos (el sistema capitalista), basado radicalmente en la MENTIRA.
    •Todo en ese monstruoso estado por ellos creado ES FALSO. Pero tienen la fuerza como argumento con el que apoyar sus mentiras. Esa es la única verdad en ellos: LA FUERZA y en nosotros la debilidad, sobremanera la debilidad mental basada en el empequeñecimiento de los niños: «Cariño, hemos empequeñecido a los niños», decía la tetas y los siete la miraban boquiabiertos, babeando, antes de hacerse sus "gayolas".
    •Eso es lo malo del comer mierda (perdón: basura mediática o religiosa). Así que... prediquemos: ¡A poner la otra mejilla, chiquitines! De violencia en contra de los violentos, NADA DE NADA. Y no os preocupéis, que enseguida me voy a poner a vender vaselina para facilitaros el trague.
    •Aunque me temo que va a ser mal negocio, por ser un artículo innecesario. Indudablemente soy torpe para los negocios; en ese sentido no doy una, porque regalo todo y así me dicen que es imposible acumular riquezas. Aunque en verdad yo me he rico regalando. Tengo un corazón grande, bien amueblada la azotea... ¿Qué más pedir?
    •No soy pedigüeño, pero os voy a pedir que paséis de tanta tontería y que deis el primer paso para una educación de calidad: No volváis a ver ninguna TV. A continuación afiliaros al PCOE o cualquier otro partido que quiera los medios para salir de esta situación desde la unión y la fuerza mayor e inmisericorde que obligue a los opresores a restituir todo lo que nos robaron a los proletarios del mundo. Comencemos a construir un mundo nuevo.
    »»
    •En Cuzco en el 1589, el último sobreviviente de los conquistadores originales del Perú, Don Mancio Serra de Leguisamo, escribió en el preámbulo de su testamento lo siguiente: Encontramos estos reinos en tal buen orden, y decían que los incas los gobernaban en tal sabia manera que entre ellos no había un ladrón, ni un vicioso, ni tampoco un adultero, ni tampoco se admitía entre ellos a una mala mujer, ni había personas inmorales. Los hombres tienen ocupaciones útiles y honestas. Las tierras, bosques, minas, pastos, casas y todas las clases de productos eran regularizadas y distribuidas de tal manera que cada uno conocía su propiedad sin que otra persona la tomara o la ocupara, ni había demandas respecto a ello... el motivo que me obliga a hacer estas declaraciones es la liberación de mi conciencia, ya que me encuentro a mí mismo culpable. Porque hemos destruido con nuestro malvado ejemplo, las personas que tenían tal gobierno que era disfrutado por sus nativos. Eran tan libres del encarcelamiento o de los crímenes o los excesos, hombres y mujeres por igual, que el indio que tenía 100.000 pesos de valor en oro la dejaba abierta meramente dejando un pequeño palo contra la puerta, como señal de que su amo estaba fuera. Con eso, de acuerdo a sus costumbres, ninguno podía entrar o llevarse algo que estuviera allí. Cuando vieron que pusimos cerraduras y llaves en nuestras puertas, supusieron que era por miedo a ellos, que tal vez nos matarían, pero no porque creyeran que alguno pudiera robar la propiedad del otro. Así que cuando descubrieron que teníamos ladrones entre nosotros, y hombres que buscaban hacer que sus hijas cometieran pecados, nos despreciaron.

    ResponderEliminar
  5. ¿Dónde se compra lo que algún comentarista fuma? Debe ser de primera calidad la hierba.
    Dolores Fuertes de Barriga

    ResponderEliminar
  6. -------------Rogamos que los comentarios se ajusten al tema tratado. En la pág. FAQ figuran las normas de moderación. Especialmente, no se publicarán comentarios redactados de forma ofensiva y que alteren la normal cortesía que cabe esperar. Para contactar con el blog por otras cuestiones, más abajo figura una dirección de e-mail en formato de imagen.-----------------

    ResponderEliminar

ROGAMOS QUE LOS COMENTARIOS SE AJUSTEN AL TEMA TRATADO. En la pág. FAQ (ver pestaña "FAQ" en el menú superior), en el punto 6 encontrarás las normas y criterios de aplicación para la publicación de comentarios. Subrayamos especialmente: no se aceptan comentarios que supongan una expresión de machismo, misoginia, sexismo, homofobia, racismo o xenofobia, y tampoco comentarios que supongan una apología, directa o indirecta, del fascismo en cualquiera de sus variantes.
Para contactar con el blog por otras cuestiones, más abajo figura una dirección de e-mail en formato de imagen.